Una niña que nació sin manos ¡ganó un premio de escritura! (VÍDEO)

Con este tipo de historias de superación personal, te das cuenta de que simplemente cuando uno se dice a sí mismo que no puede hacer algo (aunque tiene todas las capacidades físicas para hacerlo) está en un grave error. Y es que si ha habido personas con discapacidades físicas, capaces de lograr cosas tan extraordinarias… ¡¿cómo uno no va a poder?! Sobre esto reflexioné cuando conocí el caso de Annie Clark, una pequeñita de 7 años que fue galardonado con el Premio Especial Nicolás Maxim para la Excelente Caligrafía pese a no contar con ambas manos.

Advertisement

¡Así es! Verla portando con orgullo su diploma, es toda una lección de vida para los que creemos que hay sueños inalcanzables. Y es que la pequeña Annie, no sólo cuenta con una letra impecable (lo cual me hace sentirme avergonzada de mí misma porque mi letra es horrible) sino que además, como cuentan sus papás, siempre se ha distinguido por ser una niña autosuficiente, con mucha determinación y mucho coraje. "Ella puede andar en bicicleta, sabe nadar, está determinada a que no hay nada que no pueda hacer", dice el padre de esta ejemplar chiquita en una entrevista concedida al diario Pittsburgh Post-Gazette. 

Y me parece, que esta es la forma de pensar,  de la mayoría de las personas con discapacidades físicas que han llegado muy lejos, pues a pesar de su condición, no desisten de su objetivo. La perseverancia y la tenacidad, forman parte de su diario vivir, porque cada día es un reto para ellos y el tener que dar el doble esfuerzo, que una persona que no tiene una discapacidad, los hace ser mejores que el resto.

Por eso, no me cabe duda, que la autoconfianza de Annie, fue lo que la llevó a hacerse de tan merecido reconocimiento. Y  todo parece indicar, que esto apenas es el principio de una larga trayectoria de éxitos, pues el arte con el que se las ingenia para escribir (sostiene el lápiz entre sus antebrazos y en ocasiones tiene que pararse para permanecer dentro de los renglones) la han hecho sentirse que ella nació para escribir y uno de sus grandes sueños es convertirse en autora.

Seguro que esta chiquita ¡llegará muy lejos! No sólo porque sus padres la han apoyado todo el tiempo y le han dado los recursos necesarios para salir adelante como cualquier otro niño (sus hermanos cuentan también con discapacidades físicas), sino porque cree en ella misma. Y eso es algo, que muchas veces, ni los que cuentan con todas las capacidades físicas, pueden llegar a tener.

¿Quieres encontrar a otras mamás como tú? ¡Sigue a MamásLatinas en Facebook!

Imagen vía Pittsburgh Tribune Review