No me arrepiento haber esperado hasta los 33 para tener hijos, excepto por una cosa: mi papá no los pudo concer. ¡Y eso realmente me duele!

Siempre adoré a mi padre. Era mi héroe, mi maestro, mi ejemplo a seguir, mi guía. ¡Era mi papá! Me podía pasar horas hablando con él. Era el tipo de hombre que siempre estaba aprendiendo algo nuevo y predicaba con el ejemplo. Mi papá era inteligente, leído, curioso, artístico y además era un experto en la cocina. Su familia era lo más importante y fue el mejor abuelito que mi sobrina y mi hijastro pudieron pedir. Mis hijos se hubiesen divertido tanto con él y él los hubiese llenado de amor. 

Pero hoy se cumplen ocho años desde que murió y lo único que me queda es tratar de contarles a mi hijos acerca de este maravilloso hombre que tuve la suerte de llamar papi. Tengo que tratar de explicarles porque lo quise tanto y porque me duele tanto que no pudieron conocerse. Y sí lo he hecho, pero no sé cuanto entienden.

Lee más en ¿Qué más?: Debemos prepararnos para la muerte de nuestros seres queridos

Lo cierto es que ¿cuánto realmente pueden entender si Vanessa tiene sólo 5 años y Santiago tiene 2? Siempre les hablo de mi padre, pero a medida que se acerca el aniversario de su muerte, le hablo aún más. Hace unos días, le contaba a mi hijo que su abuelito estaba en el cielo, y él me preguntó, "¿está volando un avión"? Y es que tiene una obsesión con los aviones y asocia al cielo con ellos...

Vanessa me hace muchas más preguntas. Quiere saber cuánto tiempo ha pasado, cómo me sentí cuando se murió y cuántos años tenía su abuelo al morir. Entonces le contesto sus preguntas y le también le cuento muchas historias acerca del tipo de padre que fue. Y mientras ella me mira con sus ojotes grandes, no estoy segura cuánto realmente comprende.

¡Mi papá se hubiese divertido de lo lindo con las ocurrencias de Santiago y los comentarios ingeniosos de Vanessa! Los hubiese consentido en todo, les hubiese celebrado cada una de sus travesuras y les hubiese enseñado todo tipo de cosas maravillosas. Pero eso nunca será así. Y mientras que espero de todo corazón que un día lleguen a entender quién era y porque significó tanto para mi, estoy segura que es muy difícil aprender a amar a un abuelito que nunca conociste, alguien que murió muchos años antes que tú nacieras y a quien sólo conoces por medio de fotos, vídeos e historias. 

Aún así, no me doy por vencida...

¿Cómo les enseñas a tus hijos acerca de tus familiares que ya no están con nosotros?

About the author

Roxana A. Soto is Features Editor of MamásLatinas. She's a bilingual and bicultural journalist born in Peru and raised in Mexico, Argentina, South Africa and Miami. She's also mom to a girl in 3rd grade and a boy in Kinder. She loves books, languages, traveling and good food – especially when cooked by someone else.

Read More

MamiV...

Roxana, me has hecho llorar con este post. Mis hijos tampoco conocieron a su abuelo "el de la voz de trueno" como ha aprendido a llamarlo mi hijo mayor.

1-1 of 1
To leave a comment on this story, please log in with:
  • Facebook
  • MamásLatinas
  • Comment as a Guest
you are logged in as (logout)
Submitting comment, please wait...