Quienes hemos perdido a un ser querido, en especial a un padre o una madre, sabemos que además del dolor inmenso y el desconsuelo, la horfandad también nos hace iniciar un viaje hacia un tipo de conexión especial, intangible y cercana, con ése ser que se nos marchó, al menos en mi caso ha sido así. De tal manera que cuando Bobbi Kristina Brown, hija de la desaparecida Whitney Houston, le confesó a Oprah Winfrey, durante una emotiva  entrevista que escuchaba la voz de su madre hablándole y que ella quería que la fallecida cantante lo siguiera haciendo, me sentí totalmente conmovida e identificada.

No estoy hablando ni de fenómenos paranormales, ni de entramados psicológicos, estoy hablando de nuestra emotividad. Quizás lo que escuchamos es nuestro corazón y le ponemos la voz del ser que perdimos, para así sentir que sigue estando cerca.

La hija de Whitney Houston, cuya muerte sorprendió a todo el mundo el mes pasado, le dijo a Oprah que al día siguiente de que su madre muriera, escuchó su voz diciéndole que regresara a casa y que allí puede sentirla abrazándola.

Lee más en ¿Qué más?: Ricky Martin y Gloria Estefan reaccionan ante la trágica muerte de Whitney Houston

Nadie puede juzgar a esta joven de 19 años, que se acaba de estrenar en uno de los roles más difíciles que nos tocan en la vida: el de huérfanos. Para colmo, esta muchacha era única hija, así que ni siquiera tiene unos hermanos con quienes rememorar a la madre que acaba de abandonarlos. Seguramente, hay explicaciones científicas y prácticas que aclaren porqué en ocasiones sentimos que escuchamos la voz de la persona que nos dejó, también debe haber razones metafísicas.

Prefiero quedarme con la única que me interesa: la emotiva. Las veces que he escuchado la voz de trueno de mi padre resonando en mis oídos es porque de alguna manera mi corazón lo necesita, porque a pesar de estar en el final de mis treintas, esa niña que todavía existe y revolotea en mi interior, necesita su protección, su calor o su consejo. De igual manera, que no hay placer más grande que imaginarme, las manos de mi abuela acariciando mi rostro y diciéndome que me duerma que mañana será otro día y amanecerá más claro. Hoy abrazo a Bobbi Kristina Brown y a todos los que hemos perdido a un ser querido. También le digo a esta muchacha, que no busque explicaciones y que siga escuchando la voz de su madre, total hasta después de la vida, madre hay una sola.  

Imagen vía Getty Images

About the author

Vicglamar is a journalist by profession, though she spent a couple of years studying pre-med before changing her major to communications. She has worked at the most prestigious newspapers in Venezuela. She had her first child when she moved to United States almost seven years ago and now has two boys affectionately nicknamed Trueno (thunder) and Relámpago (lighting).

Read More
LIKE WHAT YOU JUST READ?
Click LIKE below to find other posts like this one!

To leave a comment on this story, please log in with:
  • Facebook
  • MamásLatinas
  • Comment as a Guest
you are logged in as (logout)
Submitting comment, please wait...