Una jovencita china que tuvo un terrible accidente cuando tenía sólo 5 años de edad que la dejó sin rostro debido a las severas quemaduras que sufrió, ahora tiene esperanza.

En un increíble procedimiento médico, Xu Jianmei de 17 años ahora, podría recuperar su rostro porque sus doctores ¡crecieron uno en su propio pecho!

Lee más en ¿Qué más?: Adiós a los horrores del botoz, hola a 5 opciones que sí son fuentes de juevntud

Cirujanos de Fuzhou experimentaron con el último grito de la tecnología en una operación que me dejó con la boca abierta. En una serie de dolorosas cirugías de ocho horas, los médicos removieron una parte de la vena del muslo de Xu.

Después la implantaron en su pecho y comenzaron a vaciar agua para expandir la piel y hacer crecer el espacio hasta que fuera lo suficientemente grande para cubrir su rostro.

Xu sufría desde hace más de una década al caminar por las calles sin rostro, ya que sus padres no tenían dinero para pagarle una cirugía estética.

Gracias a que los médicos lograron crecer la piel en el pecho de Xu, fue posible trasplantar dicho tejido a su rostro y la joven despertó para encontrar que tenía nuevamente una barbilla, párpados y orejas.

Se espera que gracias a que es su propia piel, con el tiempo pueda mostrar emociones y hasta sonrojarse.

¡Qué maravilla que la tecnología sirva para este tipo de causas! Enhorabuena por los doctores que lograron este enorme paso en la reconstrucción de rostros y a Xu por tener la suerte de ser la primera chica que atraviesa por la operación experimental.

 

Imagen via YouTube

About the author

A cafeine based life allows Mariana to keep up with her daily tasks, which include eating, writing, consuming good TV series and eating again. 

Read More
Filed Under: cirugía, china, rostro, piel
LIKE WHAT YOU JUST READ?
Click LIKE below to find other posts like this one!
Keep Reading

To leave a comment on this story, please log in with:
  • Facebook
  • MamásLatinas
  • Comment as a Guest
you are logged in as (logout)
Submitting comment, please wait...