A veces, me resulta difícil creer que en este mundo existan seres humanos tan crueles y con el corazón tan negro. Lo digo por Ingrid Brewer, una mujer de 50 años que enfrenta cargos con la justicia por supuestamente haber torturado y maltratado a dos niños a los que estaba por adoptar. Las monstruosidades de las que se le acusa a esta mujer, salieron a la luz, luego de que la policía encontrara a los menores escondidos con una cobija en el suelo, después de que su madre los reportara como desaparecidos.

Según un informe del Daily Mail, todo comenzó cuando Brewer, residente de California, llamó a la policía el pasado 15 de enero, para reportar a sus dos hijos adoptivos como desaparecidos.

Tras la llamada, las autoridades comenzaron a buscar al niño de 8 años y a la niña de 7 años, hasta que, por fortuna, horas después los encontraron. Aparentemente, los pequeños estaban temblando de frío debajo de una cobija que habían colocado en el suelo y no estaban abrigados a pesar de las bajas temperaturas. Fue en ese momento cuando los menores le confesaron a la policía que habían huido de su casa debido a los maltratos de los cuales eran víctimas.

Lee más en ¿Qué Más?: Desgraciadas amordazan a un bebé de 4 meses en una

Y es que, aparentemente, esta mujer encerraba a los niños en cuartos separados, durante doce horas, todos los días antes de irse a trabajar. Los forzaba a hacer del baño en botes de basura, amarraba sus manos y les pegaba con martillos y cuerdas eléctricas. Y por si esto fuera poco, al parecer, no les daba de comer, pues los infantes presentaban señales de malnutrición cuando fueron encontrados.

Por fortuna, la verdad salió a la luz, gracias a que el valiente pequeño de ocho años de edad, logró escaparse de su habitación y liberó a su hermanita de siete años. "Es tiempo de irse. Tenemos que salir de esta casa", le dijo el niño a su hermana adoptiva. Y así fue como pudieron liberarse de ese infierno.

Por fortuna, esta historia tiene un final "feliz" pues los niños ya no seguirán sufriendo tales abusos. No obstante, es indígnante la facilidad con la que esta mujer pudo cometer tales atrocidades. Y es que, según este informe, los niños llevaban viviendo con ella tres meses, desde octubre hasta enero, antes de que los adoptara formalmente. Pero nadie se había dado cuenta de las condiciones en las que estaban viviendo debido a que la mujer había notificado que los niños estudiarían en casa.

Por eso me pregunto: ¿cómo es posible que ningún trabajador social cuestionó el hecho de que estos niños no fueran a una escuela normal? Realmente me sorprende que haya sucedido algo como esto pues tengo entendido que el proceso para adoptar a un niño es sumamente estricto.

En fin, tras lo ocurrido, sólo espero que las autoridades correspondientes investiguen mejor a los padres que quieran adoptar. Pues está visto que algunos, realmente no tienen la intención de proveer un hogar amoroso y confortable sino todo lo contrario.

¡Ojalá que estos niños encuentren pronto un hogar donde sí los quieran!

Imagen via Flickr/stevendepolo

Add Comment ¿Qué opinas de este terrible caso?
About the author

Sandra Ortiz Juarez graduated with a Bachelors of Arts in Communications from the University of the Americas Puebla (UDLAP) in Mexico. Sandra received her Masters in Broadcast Journalism from the Escuela Superior de Imagen y Sonido (CES) in Madrid, Spain. She has collaborated with various media outlets including TV AZTECA (Mexico), Libertad Digital Television (Madrid, Spain), AOL Latino (New York) and she is now working with Mamás Latinas in their New York office.

Read More
LIKE WHAT YOU JUST READ?
Click LIKE below to find other posts like this one!
Keep Reading
CUÉNTAME
Add Comment ¿Qué opinas de este terrible caso?

To leave a comment on this story, please log in with:
  • Facebook
  • MamásLatinas
  • Comment as a Guest
you are logged in as (logout)
Submitting comment, please wait...