Desde el viernes en la mañana, cuando me enteré de la masacre en la escuela primaria Sandy Hook de Connecticut, he estado luchando con el impulso de salir corriendo de Estados Unidos. Dejar a mis niños esta mañana en la escuela fue una de las cosas más difíciles que me ha tocado hacer en la vida, más difícil que contarle a mi papá que su cáncer era intratable y mortal.

Mi marido y yo a menudo visitamos la idea de regresar a vivir a América Latina (Él es argentino, yo venezolana. Tenemos familia además en Brasil). Cada vez que hablamos sobre el tema decidimos quedarnos por dos razones: nuestro amor y agradecimiento a este país y los problemas de seguridad pública que plagan nuestros países.

Lée más en ¿Qué Más?:  Heroína latina: Maestra Vicky Soto sacrificó su vida para salvar a sus estudiantes en masacre escolar

Hasta el viernes siempre terminábamos llegando a la conclusión de que nuestra nostalgia por nuestra tierra no podía ser más importante que la seguridad de nuestros hijos. Ese argumento dejó de ser obvio en el momento en que como sociedad hemos dejado que un desequilibrado más tenga acceso a armas que sólo deberían estar en la guerra.

Si me pongo a pensar, sé que nuestra reacción es visceral. Estadísticamente, hay muchas más posibilidades de que un hampón nos ataque en las calles de Caracas o Buenos Aires, que otro loco ataque una escuela primaria en Estados Unidos. Sin embargo, no consigo reconciliarme con la idea de que el país más rico y poderoso del mundo ha permitido que le pase algo así a sus niños. No puedo digerir que crímenes de esta naturaleza sigan pasando sin que las autoridades hagan nada para revertir esta tendencia.

Después de muchas conversaciones a lo largo del fin de semana, mi esposo y yo decidimos apostar a la madurez y la humanidad del país. Vamos a esperar a ver si en los próximos meses se toman medidas concretas para ayudar a las personas con enfermedades mentales y sacar de las calles las de fuego semiautomáticas y de asalto. Una combinación diabólica.

Además, firmamos todas las peticiones que encontramos en Internet de organizaciones reconocidas para pedir cambios legislativos que prohíban la venta de armas de ese estilo e incrementen las restricciones para obtener cualquier tipo de armamento mortal. Estamos dispuestos a activarnos políticamente para lograr que nuestros niños estén y se sientan seguros. El discurso del presidente Barack Obama anoche nos dio esperanza.

Lée más en ¿Que Más?: Barack Obama llora por los niños de Connecticut 

Pero si vemos que la respuesta a esta atrocidad es poner personal armado en las escuelas y no se hace mucho más, creo que no nos va a quedar otra que decirle adiós a esta tierra que nos ha dado tanto. ¿Cómo criar a nuestros hijos en un país que vive algo como esto y se queda con los brazos cruzados o se deja vencer por la Asociación Nacional del Rifle y sus millones de millones de dólares? ¿Cómo ser parte de una sociedad que deja abandonados a su suerte a los más vulnerables, los niños y los enfermos?

Muchos de nosotros estamos aquí además por razones económicas, pero para poder tener una vida mejor, primero hay que estar vivos. ¿Cómo nos quedamos aquí extrañando tanto lo nuestro cuando encima nuestros niños corren peligro?

Lée más en ¿Qué Más?: Niña boricua entre las 20 víctimas de la masacre escolar de Connecticut

Mira lo que dijo el presidente anoche en una ceremonia interreligiosa...

Image via Getty Images

Add Comment ¿Cómo te sentiste al oir la noticia?
About the author

Alicia Civita lives in Florida, with her Argentinian husband, her two boys, 7 and 10 years old, her two rescued pit bulls, a parrot, and a red bearded lizard. She has lived and written from Caracas, Madrid, Rio de Janeiro, Buenos Aires, and New York, among other cities. Since becoming a mom she has learned to sew, craft, and play videogames. She dreams with hosting a party with all of her Facebook friends.

Read More
Filed Under: obama, connecticut, masacre
LIKE WHAT YOU JUST READ?
Click LIKE below to find other posts like this one!
Keep Reading
CUÉNTAME
Add Comment ¿Cómo te sentiste al oir la noticia?

MUY MAL YA QUE NADIE ESTA SEGURO EN NINGUN SITIO Y POR SER NINOS MAS DOLOR UNO DEJA SUS NINOS NIETOS Y MIRA LO QUE PASA Y DONDE QUIERA PUEDE PASAR RECUERDEN CREO ANOS ATRAS EN EUROPA SI MAL NO RECUERDO PASO ALGO ASI TAMBIEN Y LO DE OKLAHOMA EN FIN NO ESTAMOS SEGURO EN NINGUN LADO LO QUE SI CREO CON ESTO YA DEBEN PONER DETECTOR DE METAL EN TODAS LAS ESCUELAS Y DAY CARE PARA QUE LOA ESTUDIANTES ESTEN SEGURO PARA ESO NO HAY PRIVACIDAD Y MUCHOS MENOS LEBERTA DE PORTAR ARMA EN ESOS LUGARES ....
1-1 of 1
To leave a comment on this story, please log in with:
  • Facebook
  • MamásLatinas
  • Comment as a Guest
you are logged in as (logout)
Submitting comment, please wait...