Después de que leí, que una pareja está acusada de haber convencido a una niña mexicana, de tan sólo 12 años, de mudarse con ellos a los Estados Unidos, prometiéndole un mejor futuro, para luego explotarla sexualmente y maltratarla físicamente; me enfrenté con una serie de sentimientos encontrados. Primero, porque me parece deplorable, que unos mexicanos, se hayan aprovechado de las ganas de superarse de una persona menos afortunada. En segundo lugar, porque la niña se trataba de un familiar de la pareja. Y en tercer lugar, porque creo que los acusados, manchan terriblemente la imagen de todos los mexicanos, que cruzan la frontera, para trabajar y vivir honradamente en este país.

Los presuntos responsables de esta atrocidad son, Inéz Martínez García, de 43 años, y Marcial García Hernández de 45 años, a quienes este lunes, se les levantaron 26 cargos por abuso sexual agraviado. Y, de ser hallados culpables, cada uno enfrentaría una sentencia de 390 años de cárcel. Lo mínimo que se merece, alguien que, supuestamente, le arruinó por completo la vida, a una jovencita cuyo único "pecado" fue aspirar a una vida mejor. Menos mal que tras el maltrato y los abusos, que la víctima alega haber vivido, ésta tuvo la entereza de denunciar a sus supuestos verdugos, pues de no haber sido por eso, quizás no se estaría haciendo justicia.

Lee más en ¿Qué Más?: ¡Esto debe acabar! Esclavas sexuales son tatuadas con código

Según este informe, los abusos, supuestamente, tuvieron lugar de junio del 2001 a junio del 2002, cuando la joven, cuyo nombre no fue revelado, cruzó la frontera de contrabando y luego fue usada como esclava sexual, la obligaron a trabajar, a cuidar de los niños de la pareja, y era frecuentemente golpeada, como señala este medio. Además, como si esto no fuera demasiado, aparentemente, fue obligada a tener sexo con Marcial García Hernández y fue vendida a otros hombres con el mismo propósito.

Lo más triste e indignante del caso, es que, según las autoridades, la víctima era familiar de la pareja y se sabe que estos les habían prometido a los padres de la niña, que tendría un mejor nivel de vida y una mejor educación en Estados Unidos. Pero nada de esto pasó y la pequeña, en cambio, vivió un infierno, que acabó cuando sufrió una brutal golpiza y las autoridades, al darse cuenta de lo sucedido, la deportaron a México…Tristemente fue lo mejor que le pudo haber pasado.

Por fortuna, esta valiente joven, no dejó que la justicia, pasara por alto, todas las vejaciones que, supuestamente, sufrió a manos de estos seres sin escrúpulos, y denunció lo sucedido, años más tarde, cuando ya era una mujer adulta. Así, tras dos años y medio de investigación, los acusados se encuentran ahora bajo arresto y no podrán salir hasta que no paguen una fianza de 2 millones de dólares, cada uno. La buena noticia es que, aunque tuvieran el dinero para pagar, ya fueron detectados por la justicia y de ser hallados culpables, permanecerían el resto de sus días en la cárcel.

Imagen vía FOX 5

Add Comment ¿Qué opinas de este horrible caso?
About the author

Sandra Ortiz Juarez graduated with a Bachelors of Arts in Communications from the University of the Americas Puebla (UDLAP) in Mexico. Sandra received her Masters in Broadcast Journalism from the Escuela Superior de Imagen y Sonido (CES) in Madrid, Spain. She has collaborated with various media outlets including TV AZTECA (Mexico), Libertad Digital Television (Madrid, Spain), AOL Latino (New York) and she is now working with Mamás Latinas in their New York office.

Read More
Filed Under: array
LIKE WHAT YOU JUST READ?
Click LIKE below to find other posts like this one!
Keep Reading
CUÉNTAME
Add Comment ¿Qué opinas de este horrible caso?

To leave a comment on this story, please log in with:
  • Facebook
  • MamásLatinas
  • Comment as a Guest
you are logged in as (logout)
Submitting comment, please wait...