Mientras hoy se invita al mundo a hacer consciencia sobre la explotación laboral infantil, a través del Día Mundial Contra el Trabajo Infantil, declarado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en el 2002, con la intención de luchar porque los pequeñitos no sean privados de la educación, la salud, el tiempo de ocio y las libertades elementales; en algunos rincones de América Latina, hay niños que se oponen a este movimiento y defienden su derecho a trabajar ¿¡Lo puedes creer!? A mí, sinceramente, me parece un poco extraño que un niño prefiera estar más de ocho horas trabajando, que yendo a la escuela o jugando en el parque con sus amigos, pero aparentemente, sí hay casos como estos.

Un ejemplo de ello, es el Movimiento Latinoamericano y del Caribe de Niñas, Niños y Adolescentes Trabajadores (Molacnats), que está formado por niños de Bolivia, Chile, Colombia, Paraguay y Venezuela y que exige a las autoridades que se enfoquen en mejorar las condiciones del empleo infantil y ayuden a erradicar las prácticas abusivas. Pues muchas veces estos niños, terminan en trabajos indignos y explotadores como la prostitución, la venta de drogas, el trabajo en las minas, entre otros, como dice un reportaje realizado por BBC Mundo.

Y la verdad es que, aunque admiro la determinación que tienen estos niños para defender su derecho a trabajar --ya que muchos lo hacen con el único afán de ayudar a sus padres, llevando un ingreso extra a la casa--. En mi opinión, apoyar este movimiento, sería como dejarlos resignarse a la idea de que ésa es la vida que le tocó vivir y que por ello, en lugar de soñar con una educación o una mejor calidad de vida; deberían enfocarse en buscar empleos que abusen menos de ellos.

En fin, la situación me parece terrible y por eso espero que las autoridades, en lugar de "cumplirles sus deseos" se encarguen de ver cómo pueden lograr que en estos países, todos los niños, sin excepción alguna, puedan tener acceso a la educación. Sin duda, esta problemática se debe atacar de raíz, los gobiernos deben eliminar primero, la pobreza extrema en la que viven muchas familias en Latinoamérica, para asegurarse que los papás de estos niños, no tendrán que mandar a sus hijos a trabajar. ..Tal vez es una utopía pensar que esto se puede lograr, pero precisamente, por eso tenemos que unir nuestras voces en contra del trabajo infantil, para que esto se acabe de una vez por todas.

¿Tú qué opinas sobre el trabajo infantil?

¿Quieres encontrar a otras mamás como tú? ¡Sigue a MamásLatinas en Facebook!

Imagen vía adrenalin/facebook

About the author

Sandra Ortiz Juarez graduated with a Bachelors of Arts in Communications from the University of the Americas Puebla (UDLAP) in Mexico. Sandra received her Masters in Broadcast Journalism from the Escuela Superior de Imagen y Sonido (CES) in Madrid, Spain. She has collaborated with various media outlets including TV AZTECA (Mexico), Libertad Digital Television (Madrid, Spain), AOL Latino (New York) and she is now working with Mamás Latinas in their New York office.

Read More
Filed Under: array
LIKE WHAT YOU JUST READ?
Click LIKE below to find other posts like this one!
Keep Reading

To leave a comment on this story, please log in with:
  • Facebook
  • MamásLatinas
  • Comment as a Guest
you are logged in as (logout)
Submitting comment, please wait...