Aunque no todo el mundo lo sabe, existen una serie de visas de carácter humanitario para los inmigrantes indocumentados que son víctimas de violencia doméstica, tráfico humano y crímenes sexuales, entre otros. Conocidas como las visas U y T, estas visas fueron aprobadas por el Congreso hace varios años, pero ahora parece que podrían dejar de existir. Y es que las visas se amparan en la ley contra la violencia hacia la mujer (o VAWA, por sus siglas en inglés), la cual está siendo debatida en el Congreso ya que muchos se oponen a reautorizarla. 

Uno de los problemas es que el proyecto de ley para reautorizar VAWA incluye varias modificaciones, entres éstas añadir 5.000 visas U más al año si es que se alcanza el cupo anual de 10.000 visas. 

Lee más en ¿Qué más?: El gobierno hace bien en mantener unidas a las familias de inmigrantes

Al parecer esto no le ha gustado a muchos congresistas a pesar de que en realidad esas 5.000 visas adicionales vendrían de las cuotas que no se utilizaron entre el 2006 y el 2011. Es decir, son cupos que ya estaban aprobados desde hace mucho tiempo. 

Las visas U fueron creadas por el Congreso en el 2000 con el propósito de amparar a las víctimas de crímenes si es que éstas colaboran en las pesquisas policiales. Los inmigrantes indocumentados víctimas de crímenes como violación, tortura, explotación sexual y chantaje pueden legalizar su permanencia en Estados Unidos si es que están de acuerdo con colaborar con las autoridades.

La visa U permite que las víctimas se queden y trabajan en Estados Unidos con un permiso temporal de tres años. Después de eso las personas pueden solicitar la residencia permanente. Hasta el momento, la mayoría de estas visas han beneficiado a mujeres víctimas de violencia doméstica por lo que sería realmente desastroso que este programa desapareciera ya que para muchas mujeres es la única esperanza. 

¿Qué piensas tú?

Imagen vía leposava/flickr

About the author

Roxana A. Soto is Features Editor for MamásLatinas. She's a bilingual and bicultural journalist born in Peru and raised in Mexico, Argentina, South Africa and Miami. She's also mom to a girl in 3rd grade and a boy in Kinder. She loves books, languages, traveling and good food – especially when cooked by someone else.

Read More
Filed Under: inmigración
LIKE WHAT YOU JUST READ?
Click LIKE below to find other posts like this one!
Keep Reading

To leave a comment on this story, please log in with:
  • Facebook
  • MamásLatinas
  • Comment as a Guest
you are logged in as (logout)
Submitting comment, please wait...