iStock

Uno de los aspectos más bonitos y gratificantes de tener un hogar es poder abrir sus puertas a familiares y amigos cercanos. Durante esta temporada de fiestas, si vas a tener invitados en casa, sea por una noche, una semana o un mes, la preparación es clave para estar tranquila y poder disfrutar de su compañía al máximo. Por eso, hemos creado esta lista de los artículos que debes tener a mano antes de su llegada.

Advertisement

1. Papel higiénico, toallas de papel, servilletas, etc. Para saber cuánto debes comprar, primero calcula cuánto usa tu familia en un tiempo determinado. Por ejemplo, quizás tu familia sea de cuatro y use cinco rollos de toallas de papel por semana. Si te vienen a visitar cuatro personas por una semana, debes comprar el doble o quizás un poquito más, por si acaso.

2. Papel de regalo y cinta adhesiva. Es muy posible que tus invitados tengan que envolver sus regalos, especialmente si viajaron en avión y no pudieron envolverlos antes de empacarlos. Es un gesto generoso de tu parte tener suficiente papel de regalo y cinta para que tus invitados no tengan que salir a comprarlos.

3. Agua, café y otras bebidas. Si en casa no se toma el agua del grifo, asegúrate de comprar suficiente agua potable para todo el mundo. Compra más agua de lo crees que vas a necesitar porque aun si sobra, la podrás tomar después de que tus invitados se vayan. Recuerda que es posible que tus familiares tomen bebidas diferentes a las que estás acostumbrada. Por ejemplo, si no tomas café, debes tenerlo a mano, por si uno de tus invitados no puede sobrevivir sin su cafecito por la mañana. (¡Y no olvides la cafetera!)

4. Ropa de cama y toallas. No serías la primera persona en darse cuenta la noche antes de la llegada de tus invitados, cuando estás tendiendo sus camas, de que no tienes suficientes almohadas, sábanas o mantas. Además, debes considerar dónde van a dormir todos antes de que lleguen, por si necesites comprar un colchón inflable. (Si ya tienes un colchón inflable, pruébalo antes de que lleguen para asegurarte de que no tenga una fuga.) Si no tienes suficientes toallas, puedes comprar más o tus invitados también pueden usar toallas de playa.

5. Platos y vasos. ¿Para cuántas personas es tu vajilla? Quizás necesites más piezas. O si no quieres perder horas en la cocina lavando platos, considera usar platos y vasos desechables, aunque sean solo para las comidas más informales. Si decides usar vasos desechables, ten a mano un marcador para que todos escriban su nombre en los vasos y así no usen tantos.

6. Toallas, jabones, champú y pasta de dientes. Es muy probable que tus invitados traigan sus propios artículos de aseo, pero siempre es buena idea tener algunas cosas básicas por si se les olvidan. Si tienes artículos de tamaño viaje, como por ejemplo, los de hotel, ponlos en el baño que van a usar.

7. Comida. Antes de que lleguen tus familiares, planifica bien las comidas para saber qué debes comprar en el supermercado. Además, averigua qué prefieren comer en el desayuno y de merienda. Si vienen niños, pregúntales a sus padres qué comen. Por lo general, es buena idea tener a mano para los niños cajas de jugo, bananas, cereales, yogures, puré de manzana y galletitas. 

Para más ideas sobre cómo puedes mejorar tu vida familiar y proteger tu hogar, habla con un agente de State Farm®.