iStock

Además de tus resoluciones personales, el año nuevo es el momento ideal para hacer cambios positivos en cada aspecto de tu vida familiar. ¿No sabes por dónde empezar? Aquí tenemos algunas sugerencias para mejorar las finanzas, la casa, la agenda y el bienestar de tu familia. 

Advertisement

1. Organiza tus finanzas. Para pagar tus cuentas a tiempo, especialmente si tienes muchas, es importante tener un sistema para llevar el control de gastos. Hay muchos tipos de software que puedes usar para poner todas las cuentas en orden y hacer un presupuesto, pero también puede ser algo tan simple como crear una tabla en una hoja de cálculo con una lista de todas tus cuentas organizadas según la fecha de pago y con celdas para poner cuándo y cuánto pagaste.

2. Protege a tu familia. Asegúrate de que todas tus pólizas ⎯sean  de vida, hogar o auto⎯ estén actualizadas. Revísalas para determinar si ha cambiado algo en la vida de tu familia, como por ejemplo, un nacimiento o una reforma del hogar, por lo que debes hacer ajustes en tu cobertura. Aun si no quieres cambiar la cobertura, debes avisar a tu compañía de seguros de estos cambios. Un agente de State Farm® te puede orientar para asegurar de que tengas la mejor cobertura para tu familia.

3. Sincroniza las agendas. Entre los partidos de fútbol de tu hija, las clases de arte de tu hijo y los compromisos familiares y profesionales, necesitas una maestría en malabarismo para cumplir con todo. Por eso es tan importante tener un calendario donde reúnas las agendas de cada miembro de la familia (¡hasta las citas con el veterinario de tu perrito!). Ponlo en un lugar donde todo el mundo lo pueda ver, como en la nevera de la cocina.

4. Crea una agenda para mantener el hogar. Para tener una casa limpia y ordenada, pon las tareas domésticas en un calendario. Por ejemplo, quizás los lunes se limpian los baños, los martes se lava la ropa de cama y los miércoles se pasa el plumero. A la hora de crear el horario, ¡que no se te olvide asignar tareas a tus hijos!

5. Ayuda a tus hijos a establecer sus metas. Los chicos también pueden fijar sus propias resoluciones. Quizás quieran sacar mejores notas en la clase de matemáticas o quieran probar un nuevo deporte. Enseñarles a temprana edad a fijar metas y proponer un plan para alcanzarlas es una lección que les servirá el resto de la vida.

6. Determina tus propias metas personales y profesionales. Quizás quieras buscar un trabajo nuevo o crear un plan para aumentar tu actividad física. Lo cierto es que los padres siempre deben buscar un tiempo para sí mismos, sea para cuidarse, relajarse o dedicarse a un pasatiempo. ¡Además, la práctica de fijar metas da un buen ejemplo a los niños!

7. Da prioridad a la diversión. ¡No todo es trabajo, estudios y finanzas! Con nuestras vidas tan ajetreadas, a veces sacrificamos tiempo con la familia. Para evitar ese gran error, proponte hacer más actividades en familia. Por ejemplo, puedes planear unas vacaciones especiales para toda la familia, tomar una clase con tus hijos o simplemente procurar dedicarles tiempo todos los días para hablar, comer siempre juntos en la mesa o leerles libros.

¿Te interesa averiguar más? Entérate de cómo State Farm te puede ayudar con excelentes estrategias y servicios financieros, así como seguros.