Top

Preséntate con tus vecinos más cercanos. 1

Preséntate con tus vecinos más cercanos.

iStock

Tócales la puerta y cuéntales de ti y tu familia. El que ellos sepan quiénes son ustedes ayudará a comenzar a tejer lazos de amistad entre ustedes.

Advertisement

Respeta las normas del vecindario. 2

Respeta las normas del vecindario.

iStock

Tanto las oficiales como las extraoficiales. Fíjate cómo tienen sus vecinos sus puertas, sus terrazas y sus patios. No te salgas de la norma, en especial en los primeros días en un nuevo lugar.

Advertisement

Organiza una fiesta para celebrar tu nueva casa. 3

Organiza una fiesta para celebrar tu nueva casa.

iStock

Obviamente, es importante que invites a los vecinos. También está pendiente de los horarios y no hagas ruido después de lo razonable.

Acércate a la cafetería más cercana. 4

Acércate a la cafetería más cercana.

iStock

Allí suelen haber carteleras con avisos clasificados y tarjetas de profesionales en el área que podrías necesitar.

Advertisement

Métete en un club de ejercicio. 5

Métete en un club de ejercicio.

iStock

Allí es fácil que te cuenten cómo funciona el vecindario y te den tips sobre dónde encontrar las cosas más baratas, cómo son las maestras y hasta qué doctores son los mejores.

Busca a un pediatra en la zona. 6

Busca a un pediatra en la zona.

iStock

No solo te es útil en caso de que tus niños se enfermen, sino porque allí encontrarás información de grupos de mamás del vecindario.

Advertisement

Inscríbete en el sistema de bibliotecas. 7

Inscríbete en el sistema de bibliotecas.

Imagen vía iStock

Podrás disfrutar no solo de libros, sino de películas, audio y hacer amigos con vecinos del área.

Ofrécete de voluntaria. 8

Ofrécete de voluntaria.

Imagen vía iStock

Aunque sea un par de horas a la semana. Además de ayudar a tu comunidad estarás en contacto con gente nueva cercana.