Tu dormitorio es un lugar para descansar, soñar y recargar energía. Además, es donde pasas una tercera parte de tu vida. Por eso, es tan importante crear una atmósfera serena y relajante, pero con mucho estilo personal. Aquí te damos algunas ideas de IKEA para darle un nuevo look a tu habitación y convertirla en un santuario de comodidad a un precio módico.

Crea calma con un estilo minimalista. 1

Crea calma con un estilo minimalista.

¡Menos es más! Usar colores neutros y claros, como el beige, el crema y el blanco, así como reducir los accesorios y las pertenencias a lo esencial, da sofisticación y tranquilidad a cualquier espacio. Para lograr este look, opta por textiles en tonos suaves, como esta funda de edredón.

Advertisement

Combina texturas. 2

Combina texturas.

Aparte de colores y estampados, una forma de crear interés—especialmente si tu paleta es monocromática—  es con una variedad de texturas, tanto en la ropa de cama como en las alfombras. Empieza con este cubrecama acolchado y esta alfombra de piel de oveja sintética para poner en el piso al lado de la cama o hasta encima del cubrecama.

Advertisement

Elige un armazón que crea un impacto. 3

Elige un armazón que crea un impacto.

Hay armazones que sirven simplemente como una base para el colchón y luego hay los que tienen tanto estilo que se convierten en el centro de atención de la habitación. Diseños impactantes, como este que además sirve para separar espacios, marcan la pauta para el resto de la decoración.

No temas los colores oscuros. 4

No temas los colores oscuros.

Funcionan muy bien en el dormitorio ya que brindan una atmósfera idónea para el sueño, aparte de un toque masculino y moderno al espacio. Este armazón en gris oscuro es un buen punto de partida.


Advertisement

Incorpora accesorios inesperados. 5

Incorpora accesorios inesperados.

Puedes incluir una lámpara de diseño llamativo o hasta poner pequeñas alfombras encima de la cama para una variedad de estampados y texturas. La idea es innovar y no poner límites a la creatividad.

Advertisement

Juega con estampados. 6

Juega con estampados.

Los estampados ayudan a definir tu estilo. Y no tienes que elegir solo uno. Puedes usar varios estampados diferentes en un solo espacio si los colores combinan bien, como esta divertida funda de edredón y estas cortinas.

Advertisement

Di sí a los colores vibrantes. 7

Di sí a los colores vibrantes.

Para un look alegre, juvenil y muy personal, elige tonos y estampados atrevidos, como estas fundas de edredón que no son nada aburridas. Para completar el look del dormitorio, pinta una pared un color encendido que combina con la ropa de cama.