Mujer limpiando
Getty Images

Hay pocas sensaciones tan ricas en lo que se refiere al hogar, que el saber que cada esquina está limpia y que cada closet está ordenado. Sin embargo, no es fácil llegar a ese punto, pero aquí tienes unos consejos esenciales para lograrlo con regularidad. No hay razón para complicarnos la vida con algo que tendremos que hacer mientras estemos vivas. 

Más en MamásLatinas: 12 Trucos de limpieza de nuestras mamás que hay que aprovechar

Hay ciertos lugares en la casa que pueden quedar en el olvido a la hora de hacer una limpieza. Cuando pensamos en limpieza profunda siempre viene a la mente la cocina y el baño. Sin embargo, olvidamos que otras partes de la casa, como la sala o el recibidor, también deben recibir una limpieza profunda. De esta manera, además de tener una casa reluciente, evitas la creación de bacterias que puedan crear situaciones de salud, tanto a ti como a los tuyos.

Estos trucos te ayudarán a enfocarte en las áreas que debes concentrarte y así de esta manera, te aseguras de tener todo limpio, organizado y reluciente. Échale un vistazo a esta galería y toma nota. 

Comienza por arriba. 1

Comienza por arriba.

iStock

Las lámparas, los marcos de las puertas y las partes superiores de los muebles y los gabinetes deben ser el inicio. De último limpia el suelo.

Advertisement

Aunque sea difícil mueve los muebles. 2

Aunque sea difícil mueve los muebles.

iStock

Si se te complica por pesados, o porque están sobre alfombras, espera a tener ayuda.

Advertisement

Dentro de los electrodomésticos es esencial. 3

Dentro de los electrodomésticos es esencial.

iStock

En especial los bordes de las puertas y por detrás. Es fácil olvidar lo que no tenemos enfrente, pero lo cierto es que la casa no estará limpia si hay polvo o mugre en los aparatos que más usamos.

Las ventanas y las puertas se ensucian más de lo que crees. 4

Las ventanas y las puertas se ensucian más de lo que crees.

iStock

Aunque no tengan manchas, el sucio se les pega. Cuando los limpies te darás cuenta que toda la casa brilla y se ve mejor.

Advertisement

Aprovecha para cambiar los filtros. 5

Aprovecha para cambiar los filtros.

iStock

En esos días de limpieza profunda vale la pena revisar los aparatos que tienen filtros, como los aires acondicionado, la secadora y la caldera de aceite para la calefacción.

Advertisement

Las persianas y los marcos de las ventanas y puertas se olvidan a menudo. 6

Las persianas y los marcos de las ventanas y puertas se olvidan a menudo.

iStock

Ya los debes haber limpiado después de un tiempo y sabes el polvo que acumulan. Eso no le hace bien a nadie, no solo por estética, sino por salud, en especial si tienes en tu familia a alérgicos o asmáticos.

Advertisement

Aspira las alfombras de toda la casa. 7

Aspira las alfombras de toda la casa.

Getty Images

Las alfombras son un foco de polvo. Acumulan grandes cantidades de pelusas y demás partículas. Asegúrate de limpiarlas por lo menos una vez al mes y así puedes mantener todo controlado. 

Limpia los botes de basura con agua y desinfectante. 8

Limpia los botes de basura con agua y desinfectante.

Getty Images

Los botes de basura acumulan mal olor y siempre recogen resuidos de líquidos y comida que se escapa fuera de la bolsa. Por lo menos, semanalmente, asegúrate de limpiar el bote con agua y desinfectante. 

Advertisement

Desinfecta y limpia los drenajes del baño y la cocina. 9

Desinfecta y limpia los drenajes del baño y la cocina.

Getty Images

Si mantienes los drenajes limpios y libre de comida acumulada, evitarás que se tapen. Vierte una taza de vinagre y bicarbonato de sodio para limpiarlo. 

Asegúrate de limpiar los interruptores de luz. 10

Asegúrate de limpiar los interruptores de luz.

Getty Images