mujer lipiezaLimpiar los electrodomésticos solía llenarme de ansiedad hasta que me organicé y comencé a hacer listas sobre qué aparato atender y cuándo hacerlo. No te estoy hablando de las cosas obvias como las superficies que más se ven, sino las partes de dentro y hasta esas cosas siempre se olvidan.

Más de MamásLatinas: 12Trucos de limpieza de nuestras mamás que hay que aprovechar

Imagen vía iStock

Dales atención diaria. 1

Dales atención diaria.

Image via iStock

Es fácil que se acumule el sucio en los electrodomésticos, en especial los que tienen que ver con la comida. Una pasadita de un paño húmedo a diario los mantiene no solo limpios, sino funcionando mejor.

Advertisement

El bicarbonato de sodio es un aliado importante. 2

El bicarbonato de sodio es un aliado importante.

Image via iStock

Es bueno para sacar manchas, hacer que los cristales brillen y que los olores desagradables desaparezcan.

Advertisement

Ten cepillos pequeños a mano. 3

Ten cepillos pequeños a mano.

Image via iStock

Los electrodomésticos suelen tener muchas ranuritas, gomas y recovecos. Un buen grupo de cepillos te ayudará a limpiarlos sin demasiados inconvenientes.

Usa productos no abrasivos. 4

Usa productos no abrasivos.

Image via iStock

Aunque tengas que esforzarte un poquito más, valdrá la pena para no correr el riesgo de arruinar las superficies.

 

Advertisement

No te olvides de la parte de atrás. 5

No te olvides de la parte de atrás.

Image via Wikimedia

Una cepillada y aspirada al menos una vez al mes te ayudará a mantenerlos en perfecto estado y a ahorrar energía.

Advertisement

Muévelos de lugar con regularidad. 6

Muévelos de lugar con regularidad.

Image via iStock

¡No te tengo que decir la cantidad de sucio que se acumula debajo de las lavadoras, secadoras, neveras, etc!

Advertisement

Acuérdate de las manijas y puertas. 7

Acuérdate de las manijas y puertas.

Image via iStock

No es fácil estar encima de cada detalle, por lo que ayuda mucho escoger un electrodoméstico para limpiar profundamente cada semana.

Sin embargo, las asas de las puertas debes asearlas todos los días con vinagre blanco o cloro para matar las bacterias.