mujer limpiando casa
iStock

En mi trabajo como terapeuta no me queda duda que el estado mental y emocional se ve reflejado en el orden de tu hogar. Louis L. Hay y otros expertos de la mente refieren que el desorden es la manifestación de muchos miedos no resueltos en los que la postergación toma el control de tu vida. Es impresionante cuánto nuestro alrededor afecta nuestra manera de pensar y actuar. Es por eso que es importantísimo mantener el orden en nuestro hogar, pues se reflejará en otras partes de nuestra vida. 

Más de MamásLatinas: 12 Consejos para renovar el hogar con poco dinero 

Y no es solo en terminos de limipiar o hacer la cama todos los días. Cuando te conviertes en hoarder y guardas demasiadas cosas materiales por si las moscas, también estás creando un ambiente negativo y pesado para tu mente y tu estado de ánimo. Las cosas amontonadas, las cosas que no necesitas, todo esto influye muchísimo en el ambiente espiritual de un hogar. 

Existen lugares que quizás no se vean a simple vista, como cuando guardas coas debajo de las camas o los muebles, pero que también crean ese peso en tu alrededor. Por eso te cuento los ocho motivos más poderosos por los que debes meterle mano al desorden en tu casa. Así que checa estos significados y haz algo al respecto.

El desorden significa tu incapacidad de retirar obstáculos en tu vida. 1

El desorden significa tu incapacidad de retirar obstáculos en tu vida.

iStock

Cuando tienes a tu paso objetos que te impiden el libre tránsito por el espacio, necesitas revisar los obstáculos que te impiden caminar con libertad en tu vida y principalmente el motivo por el cual no los retiras.

Advertisement

Los objetos fuera de lugar no te dejan enfocarte. 2

Los objetos fuera de lugar no te dejan enfocarte.

iStock

El típico desorden en el que piensas "luego lo guardo o luego lo acomodo", implica que estás queriendo hacer muchas cosas a la vez y esto te impide enfocarte. Checa tu mente, ordena tus ideas y enfócate en una sola cosa a la vez.

Advertisement

Cuando acumulas cosas viejas e inservibles vives en el pasado. 3

Cuando acumulas cosas viejas e inservibles vives en el pasado.

iStock

Estás viviendo en el pasado y basada en viejas ideas que no quieres soltar pero que desgraciadamente no te sirven para nada. Date la oportunidad de probar cosas nuevas y deja que nuevas personas entren en tu vida.

Conservar objetos rotos crea muy mala vibra. 4

Conservar objetos rotos crea muy mala vibra.

iStock

Te llenas de la intención de repararlo pero no lo haces. Es posible que estés poniéndote en frente el recordatorio de las promesas y los sueños rotos pero no haces nada para alcanzarlos o quizá veas tus logros muy lejanos.

Advertisement

Objetos amontonados a la entrada de casa tampoco crean un buen ambiente. 5

Objetos amontonados a la entrada de casa tampoco crean un buen ambiente.

iStock

El acceso a nuestro hogar es un símil al acceso a nuestra persona y definitivamente está relacionado con dificultades sociales. Checa si tienes miedo a relacionarte con otras personas para que descubras por qué y lo puedas resolver.

Advertisement

El desorden debajo de los muebles muestra un order superficial. 6

El desorden debajo de los muebles muestra un order superficial.

iStock

Si mantienes superficialmente el orden pero en los cajones hay mucho desorden o guardas las cosas debajo de la cama o los sofas, es posible que te preocupes en exceso por las apariencias en tu día a día, así que busca tu autenticidad y auto aceptación.

Advertisement

Objetos acumulados en los pasillos tampoco son buenos. 7

Objetos acumulados en los pasillos tampoco son buenos.

iStock

Los pasillos dan acceso a cada habitación y si están llenos de obstáculos que prefieres sortear en lugar de retirar, implica una terrible dificultad de comunicar lo que deseas en la vida. Prefieres aguantarte y no pedir lo que necesitas.

Las ventanas sucias tapan la luz. 8

Las ventanas sucias tapan la luz.

iStock

No permites que entre la luz a tu vida. Es posible que te mantengas pesimista y lo veas todo por el lado oscuro. ¡Date la oportunidad y permite que entre el brillo del sol a tu vida!