Pimienta La pimienta, conocida en el mundo como una de las especias más usadas en la cocina, posee propiedades que no solo están relacionadas con la preparación de tus platos preferidos. Entérate cómo este condimento puede convertirse en tu primera opción en asuntos de la salud y el hogar. Aquí van algunas consejitos prácticos que te serán de muchísima utilidad en tu día a día. 

Lee más en ¿Qué más?: 6 beneficios y 6 recetas con la cáscara de la manzana que no conocías

Imagen vía Corbis

Para perder peso 1

Para perder peso

Imagen vía Corbis

Estudios recientes apuntan al consumo de pimienta para combatir la obesidad. Inclúyela en tus comidas con regularidad para ayudarte a perder grasa. 

Advertisement

Para aliviar el dolor de muela 2

Para aliviar el dolor de muela

Imagen vía Corbis

Mezcla un poco de pimienta y sal y aplícalo sobre la muela adolorida. Espera algunos minutos y verás como comienzas a sentirte mejor.  

Advertisement

Ayuda contra la gripe 3

Ayuda contra la gripe

Imagen vía Corbis

La capsaicina (componente de la pimienta) es una estimulante efectivo para aflojar las secreciones y mejorar la respiración. Intenta agregando un poco a tu infusión preferida.

Propiedades anti-cancerígenas 4

Propiedades anti-cancerígenas

Imagen vía Corbis

Al sazonar tus comidas con pimienta estás protegiéndote contra el cáncer de mama. La piperina inhibe el crecimiento de las células madres impidiendo el desarrollo de tumores.

Advertisement

Cuida tu ropa 5

Cuida tu ropa

Imagen vía Corbis

Toma un poco de pimienta, agrégala en la lavadora, conjuntamente con tu detergente y verás cómo te ayuda a mantener vivos los colores de tus prendas favoritas. 

Advertisement

Adiós hormigas 6

Adiós hormigas

Imagen vía Corbis

Si las hormigas llegaron a tu hogar con la entrada del verano, la pimienta te ayudará a espantarlas. Esparce un poco de polvo de la especie por la casa y despídete de ellas. 

Advertisement

Conserva tu ropa invernal 7

Conserva tu ropa invernal

Imagen vía Corbis

Conserva tu ropa de lana, ya sea natural o sintética, colocándole un poco de pimienta sin moler; de esta forma evitas que tome olor a humedad y la proteges de los insectos.