Un par de tubos de sellador pueden ser una solución económica a un número de reparos caseros que has postergado por mucho tiempo. Y no solo eso. También es súper fácil de usar y toma solo unos minutos para aplicar. Muchos pensamos que el sellador se usa en los baños y las cocinas solamente--y sí es buenísimo en esas áreas--pero hay otras maneras de usarlo. Sigue leyendo para enterarte cómo.

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?6 Pasos fáciles para cambiar tus plantas de maceta

1. Ventanas. El sellador de poliuretano es lo que se usa para sellar alrededor de ventanas, pero el paso del tiempo y los factores ambientales pueden causar que se raje, lo cual resulta en corrientes de aire. Y a nadie le gusta sentir una corriente de aire frío cuando está acobijada en el sofá con un cafecito caliente y un libro en mano. Antes que llegue el invierno, puedes resellar cualquier grieta en el sellador de las ventanas en solo unos minutos. No solo te mantendrá calientita, sino que también mantendrá la cuenta de la calefacción bajo control.

2. Reparar grietas en el cemento. Las grietas en el cemento de los cimientos, las pasarelas y las entradas de auto permiten que el agua entre a la superficie, lo cual puede generar todo tipo de problemas, desde más grietas hasta moho y desgaste. Resuelve el asunto rellenando las grietas con sellador de uretano. Es un proyecto fácil y te puede ahorrar tiempo y mucho dinero a la larga.

3. Asegurar las alfombras. ¿Conoces las almohadillas antideslizantes que se deben poner debajo de las alfombras y los tapetes, y que a veces cuestan más que las propias alfombras? Pues no las necesitas. En realidad puedes usar un sellador acrílico látex para crear una superficie antideslizante en la misma alfombra. Simplemente aplica una línea de sellador cada cuantas pulgadas a lo largo del reverso de la alfombra, deja que se seque bien, y listo.

4. Reseñar la bañera. Con el tiempo, las superficies en el baño necesitarán ser selladas de nuevo--la ducha, la bañera, el lavabo y hasta el fregadero en la cocina. El sellador se ensucia, se pone mohoso, se pela y a la larga precisa que se cambie. Talvez parezca un gran proyecto, pero en realidad es muy sencillo hacerlo. Mira este tutorial fácil de entender en apartmenttherapy.com.

5. Retocar rodapiés y molduras. Me fascina este consejo y me veo usándolo en la casa vieja que estoy comprando. Los rodapiés y las molduras son difíciles de pintar, inclusive cuando se usa cinta adhesiva hay filtración y líneas disparejas. Puedes aplicar una línea fina de sellador para crear un acabado liso y limpio. Lleva mucho tiempo, pero se ve muy bien al final. Puedes ver buenas fotos del antes y después en handy-mommy.com

Imagen vía Flickr/Emily May

Topics: proyectos para la casa