Me encanta organizar fiestas y creo que en un época, cuando mis hijos eran pequeños, me convertí en una experta para eso de las celebraciones. Ahora los festejos son distintos; no hay gelatinas de tres colores, ni pasteles hechos de cupacakes con la figura de acción de moda; pero el ambiente de fiesta trato de que sea el mismo: amigable y lejos del estrés, tanto para los anfitriones como para los invitados. 

Tomando en cuenta que probablemente me toque organizar la cena de Acción de Gracias me puse a hacer una pequeña lista para recordar cuáles puntos eran aquellos que hacían mis fiestas inolvidables. Obviamente que hubo que hacer algunos ajustes porque el mundo moderno los exige. 

Aquí les comparto cosas sencillas que considero pueden hacer la diferencia. 

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: 10 Opciones para decorar tu mesa de Thanksgiving como una profesional

Espacio: Cuando tenemos visita nos preocupamos mucho por que todo luzca bien, pero cuidado, que ese esmero no se convierta en una visita incómoda a un museo en el que no se puede tocar nada. Para hacer sentir bien a nuestros invitados tenemos que designar un lugar en el que no nos preocupe si sucede alguna eventualidad, especialmente cuando hay niños. Si no queremos que se dañe algún adorno, simplemente hay que ponerlo en un lugar seguro. 

Alimentos: Los tiempos cambian y en la actualidad es muy común encontrar a personas que realizan cambios radicales en sus hábitos alimenticios y se vuelven vegetarianos, veganos, etc. No me gusta cuando las personas están en el proceso de realizar ajustes por convicción y se convierten en el tema de conversación de una manera incómoda. Así que sugiero no dar oportunidad a estas situaciones, simplemente tener platillos diversos tomando en consideración estos cambios típicos de la actualidad. 

Convivencia: Tenemos la tendencia a ir a las reuniones y a menos de que sea una conversación sumamente divertida, actualmente las personas comienzan a envolverse en su mundo, sin importar la edad. De repente vemos una mesa llena, pero todos en silencio y enviando mensajes de texto. No demos oportunidad a que esto suceda si la intención es convivir y crear momentos memorables. Los juegos de mesa son una muy buena opción y no, no han pasado de moda. Hace poco en una reunión de amigos los que menos querían jugar eran los adolescentes y fueron lo que finalmente no querían irse hasta que alguno ganara.

Fotos: Y por último, por favor, tomemos fotografías una o dos veces durante la fiesta, pero que no se convierta en el motivo principal de la reunión. Es común que queramos compartir nuestra alegría en las redes sociales, pero lo más importante es disfrutar del momento y que no se convierta en una simple escenografía. Es una fiesta, ¡a divertirse!

Imagen vía Thinkstock

Topics: acción de gracias