Quisiera ser de esas personas para las que los detalles pasan desapercibidos. En especial, esos detalles que abundan en las casas y que solamente notamos los quisquillosos, como las manchas de óxido, grasa y otras típicas de las cocinas y los baños. ¡Me vuelven loca! Afortunadamente, los cítricos son los aliados de cabecera de la gente como yo. No sólo son eficientes, sino que huelen bien.

Recientemente vi en el supermercado un producto hecho a base de grapefruit, toronja, pomelo o como la llames, y se me ocurrió probar. ¡WOW! Espectacular. Me atrevo a decir que es mejor que el limón y huele fantástico.

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: 5 Consejos para sacarle el olor de humedad a TODO

Si te preguntas de entrada por qué digo que es mejor que el limón, te explico: ¡Es mucho más fácil, porque las toronjas son más grandes! Así de sencillo. Si encuentras una mancha terca y rebelde, corta una toronja por la mitad y échale sal. Si es gruesa mejor, y comienza a frotar la mancha, usando la toronja como si fuese una esponja.

No te voy a engañar, hay que usar fuerza elbow grease, como dicen los gringos (grasa del codo - me encanta esa frase), pero ni te vas a asfixiar con el olor de químicos, ni te vas a frustar porque no pasa nada. Te prometo que funciona, especialmente con manchas que quedan en el acero inoxidable, o esas tercas en las bañeras.

Otra cosa que me encanta de la toronja es que su nivel de acidez es un poco inferior al del limón por lo que es menos dañino para superficies delicadas, como el esmalte de los lavamanos antiguos o la cobertura de los de resina de hoy en día.

Lo que sí te insisto es que la pruebes.

Imagen vía Thinkstock

Topics: consejos para el hogar  tips para sacar manchas  recetas caseras  consejos de limpieza  limpieza natural