Como tener un cuarto perfecto para dormirLos seres humanos somos tan sensibles a nuestro ambiente, que no es de extrañar que lo que nos rodea afecte todo en nuestra vida, comenzando con el sueño. Si tú o alguien de tu familia, incluso tus niños, están teniendo problemas para dormir, es importante que descartes que el problema no sea el ambiente.

Aquí te dejo con 10 Cosas que NUNCA debes hacer en tu casa si duermes mal. Si las descartas y sigue el problema, entonces es hora de ir al médico. Que no se te olvide que el descanso es esencial para la buena salud.

Lee más en ¿Qué más?: 8 Ideas para organizar tus especias en la cocina

La idea es crear el espacio perfecto para relajarte y que propicie el descanso. Estoy segura que ya debes haber oído algunas de esas recomendaciones, pero otras son bastante novedosas. ¿Lista?

Imagen vía Thinkstock

Desorden 1

Desorden

Imagen vía Thinkstock

La falta de calma en tu cuarto en el de tus niños no les permitirá descansar bien.

 

Advertisement

Trabajar en la cama a última hora 2

Trabajar en la cama a última hora

Imagen vía Thinkstock

La luz frente a tus ojos procedente de la pantalla es malísimo para el sueño. Tu cerebro va a creer que aún es de día. Evita las luces de las pantallas al menos una hora antes de dormir.

Advertisement

Sábanas incómodas 3

Sábanas incómodas

Imagen vía Thinkstock

Es imposible dormir bien cuando las sábanas están todas enrolladas.

Olores desagradables 4

Olores desagradables

Imagen vía Thinkstock

Los malos olores, por leves que sean, los nota tu nariz y alteran el descanso.

Advertisement

Mala ventilación 5

Mala ventilación

Imagen vía Thinkstock

Idealmente, los dormitorios deben estar bien aireados y con una atmósfera fresca. Haya la temperatura que haya, nunca sobra abrir las ventanas de vez en cuando.

Advertisement

Suciedad 6

Suciedad

Imagen vía Thinkstock

Un dormitorio sucio ofrece mucha contaminación ambiental, lo que afecta mucho la capacidad del cuerpo de realmente relajarse.

Advertisement

Camas demasiado pequeñas 7

Camas demasiado pequeñas

Imagen vía Thinkstock

Entendiendo que el espacio es el rey en cuanto al tamaño de la cama, si puedes, duerme en la cama más grande que entre en tu dormitorio y que puedas pagar. Aunque caigas como una piedra en la noche, si la cama no tiene las proporciones adecuadas, tu cerebro siempre estará pendiente de no caerte.

Un mal colchón 8

Un mal colchón

Imagen vía Thinkstock

Aunque tu colchón no esté obviamente destrozado -que te clava resortes en la espalda o algo así- si no es cómodo no vas a dormir bien. Considera cambiarlo si tu colchón tiene más de 10 años.

Advertisement

Mucha luz 9

Mucha luz

Imagen vía Thinkstock

Nadie puede dormir con la luz del sol en la cara. Bueno, quizá un niño muy cansado, pero por ahí no más. Si tú o alguien en tu familia duermen mal, invierte en cortinas que bloqueen la luz.

Paredes con colores fuertes 10

Paredes con colores fuertes

Imagen vía Thinkstock

Los colores fuertes son estimulantes. Para dormir bien hay que escoger colores calmos y relajantes, como los pasteles y lavanda. Azúles y verdes claros también ayudan.