Me choca limpiar el refrigerador, es una de esas tareas domésticas que de plano no me gusta, me estresa y hasta me pone de mal humor. Sin embargo, es una necesidad básica por lo menos una vez a la semana, porque no hay algo que me dé más asco que encontrarme comida o fruta con hongos. Me gusta un refrigerador organizado, limpio y que contenga muchas cosas ricas para no tener esa mala costumbre de abrir, ver y cerrar, ¡porque no hay nada apetecible!

Para eso hay que tener un buen método de limpieza y deshacernos de esos alimentos que se están echados a perder o que simplemente jamás debieron entrar a tu refrigerador porque son malísimos para la salud. Aquí comparto 10 alimentos que debes sacar de tu refrigerador ¡ya! 


Más en MamásLatinas: 5 Cosas que TIENES que hacer cuando se van las visitas de tu casa

Imagen vía iStock

Latas abiertas 1

Latas abiertas

Imagen vía Thinkstock

No dejes latas de comida semiabiertas porque podrías ocasionar que el metal se transfiera a la comida dándole un sabor metálico y en el peor de los casos provocando diarrea, vómito y náusea.

 
Advertisement

Sobras del restaurante 2

Sobras del restaurante

Imagen vía Thinkstock

Las famosas “doggy bags” o la comida que sobró del restaurante y que antes de llegar al refrigerador estuvieron paseando en tu auto por horas. Olvídalo esa comida después de dos horas ya está mala, no te arriesgues a enfermarte.

 

 

Advertisement

Frutas podridas 3

Frutas podridas

Imagen vía Thinkstock

Las frutas o verduras con hongos. Ni se te ocurra cortar la parte fea y dejar la que tus ojos ven buena. Una vez que el hongo ataca, se va en profundidad y te podrías estar comiendo algo bien infectado.

 

Carnes frías 4

Carnes frías

Imagen vía Thinkstock

Tira el jamón y cualquier carne fría que esté pegajosa, ese es un claro indicio que están ya descompuestas, además el sabor cambia y seguro saldrás corriendo al baño. Es mejor utilizar una versión baja en sodio para evitar problemas arteriales.

 
Advertisement

Soya 5

Soya

Imagen vía Thinkstock

La salsa de soya ni siquiera debería entrar a tu nevera, es altísima en sodio lo que puede provocarte aumento en la presión sanguínea.

 

Margarina 6

Margarina

Imagen vía Thinkstock

Sé que tenemos margarina en el refrigerador por aquello de que es más baja en calorías, pero en realidad tiene más grasas trans que puede afectar a tu corazón, más vale consumir mantequilla pero en pequeñas porciones. 

 
Advertisement

Refrescos 7

Refrescos

Imagen vía Thinkstock

Saca los refrescos y cámbialos por una agua fresca, utiliza la fruta que todavía tienes en el cajón y mata dos pájaros de un tiro: eliminas el alto contenido de azúcar en el refresco y promueves el consumo de frutas en líquido.

 

Leche entera 8

Leche entera

Imagen vía Thinkstock

No más leche entera, es malísima en cuestión de grasas saturadas y con un alto contenido de calorías, opta por una baja en grasa por aquello del calcio y las proteínas.

 
Advertisement

Cervezas 9

Cervezas

Imagen vía Thinkstock

Y con todo el dolor de mi corazón te digo que entre menos cerveza metas al refri menos calorías consumirás, si buscas una opción light y te gusta, entonces mejor compra de esa.

 

Sobras de la semana 10

Sobras de la semana

Imagen vía Thinkstock

Sobras de comidas por más de 4 días se contaminan. Si no la comiste antes ¡a la basura! Consejo, usa etiquetas y será más fácil encontrarlas y consumirlas a tiempo.