Si tienes grandes sueños de renovar la cocina pero el presupuesto para hacerlo no aparece por ningún lado, tenemos un truco de moda para ti. ¡Pinta los gabinetes de tu cocina! Y no, no estamos hablando de un nuevo tono de tinte ni de una capa de blanco clásico (aunque eso no tiene nada malo), estamos hablando de tonos brillantes, audaces y caprichosos que de seguro van a poner una sonrisa en tu cara cada vez que tengas que cargar el lavaplatos.

Pintar tus gabinetes es una mejora que puedes hacer tú misma y que le dará a tu espacio un aspecto totalmente nuevo con una inversión mínima. Dependiendo del tamaño de tu cocina, hasta podrías completar la renovación en un solo día.

Lee más en ¿Qué más?: Resucita ese mueble viejo para que sea la estrella de tu decoración

Inspírate con algunas de nuestras renovaciones de gabinetes de cocina favoritas:

Imagen vía Thinkstock

 

Menta por todas partes 1

Menta por todas partes

Imagen vía itsyourho.me

Este color menta pálido es lo suficientemente sutil como para usarlo en todos los gabinetes e incluso en las paredes para un aspecto casi monocromático, sin que se sienta pesado o exagerado.

Advertisement

Amarillo mantequilla 2

 Amarillo mantequilla

Imagen vía HomeGoods.com

El amarillo mantequilla suave es el tono perfecto para una cocina estilo casa de campo alegre. Me encanta el contraste logrado con las perillas, manijas y varillas oscuras.

Advertisement

Carbón elegante 3

Los gabinetes gris oscuro combinados con mesones y placas anti-salpicaduras blancas ofrecen un toque de color sin dejar de ser clásicos--perfecto si no estás planeando otra renovación en un futuro cercano.

Azul marino crujiente 4

Azul marino crujiente

Imagen vía jalala.tumblr.com

Si quieres algo tradicional sin ser predecible los gabinetes azul marino combinados con herrajes de acero inoxidable o de bronce son una excelente opción. Me encanta lo claro y vivo que luce sin ser todo blanco.

Advertisement

Interiores pintados 5

Interiores pintados

Imagen vía bloglovin.com

Si te gusta el aspecto de los gabinetes pintados, pero no quieres hacer un gran compromiso--o no tienes el tiempo o la energía para eso--pintar los interiores de tus armarios abiertos o con puertas de vidrio es una gran manera de añadir un toque de color.