5 Trucos para NUNCA vuelvas a perder las llaves

No estoy exagerando cuando digo que debo haber perdido meses de mi vida buscando cosas que uso todos los días como las llaves, los anteojos o hasta la misma cartera. Mi mamá decía, cuando yo era pequeña, que no perdía la cabeza porque la tengo pegada al cuerpo. Lo cierto es que la edad no me ha hecho menos despistada, solo un poco más astuta a la hora de desarrollar estrategias que me ayuden a compensar, pero no es fácil. Los lentes los sigo perdiendo a toda hora, pero las llaves y la cartera se han hecho mis amigas.

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: 5 Rápidas soluciones caseras a pequeños problemas del diario

Lo primero que tienes que hacer es pensar un poco en qué es lo primero que haces al entrar a tu casa. Ninguna estrategia servirá para nada si te tienes que adaptar a una nueva rutina. Una vez que te veas durante esos primeros cinco minutos podrás definir estos pasos:

1. Descubre qué tipo de persona eres. De las que cuelgan las cosas, o de las que las lanzan. Eso es fácil de definir, basta con mirar tu clóset. Yo soy de las que lanzo las cosas. Hago montañas de papeles, ropa, etc.

2.-Escoge dónde vas a poner las llaves. El truco para que los distraídos no perdamos las cosas es hacer siempre lo mismo, sin tener qué pensarlo. Si cuando llegas a casa vas directo al cuarto, lo mejor es que escojas un lugar allí para las llaves. Yo paso directo por la sala y voy a la cocina. Es raro que me detenga en cualquier otra parte. Cada quien tiene su rutina. El lugar para tus llaves debe ser un sitio que se adapte a tu rutina.

3. Selecciona un portallaves o un plato. Como soy de las que lanzo las cosas, pues tengo dos platos de madera especialmente puestos para las llaves. Uno en una mesa al lado de la puerta principal. El otro en la cocina. Tengo una amiga que prefiere colgarlas y ha creado una caja preciosa con ganchos adentro. El asunto no es quién tiene la mejor idea, sino crear un sistema que te funcione tanto a ti como al resto de tu familia.

4. Protégelas de manitos curiosas. Mientras mis hijos eran pequeños, las llaves siempre estuvieron en lugares bien altos. La lección nos costó cara. Tuvimos que pagar más de $100 al cerrajero, después de que mi niño de dos años se robó el único manojo de llaves que teníamos de la casa a la que nos acabábamos de mudar. No nos dio tiempo ni de hacer copias. Las encontré seis meses después cuando limpiaba su caja de juguetes.

5.-Hay una aplicación para eso. Hoy en día hay más de un sistema en nuestros teléfonos inteligentes para ayudarnos a encontrar llaves y otras cosas importantes. Hoy en día existen varios, pero son carísimos. Viene uno para el verano que se llama Tile y es muy prometedor. Lo mejor es que apenas cuesta $20. Aquí puedes ver como funciona. Mientras tanto, busca las existentes o aplica los trucos que te di. A mí me han funcionado y te juro que no hay nadie en el mundo más despistado que yo.

Y si a pesar de todos los esfuerzos se te siguen perdiendo, trata de tomártelo con sentido del humor. Seguro que después de una buena carcajada te relajas y te acuerdas en dónde las dejaste. Yo encontré este mensajito en Pinterest y nunca ha fallado en hacerme reir:

Imagen vía Thinkstock, Pinterest

 

 

Topics: consejos para la casa  hogar latino  trucos para el hogar  mamás despistadas