Tanto si pasas todo el día en tu casa como si llegas en algún momento de la noche lista para dormir, el hogar es un lugar del que todas dependemos para estar cómodas. Pero a veces una agenda agitada y mayores prioridades pueden impedirnos hacer de nuestros hogares los refugios con que soñamos. La cosa es que no necesariamente se requiere de un montón de esfuerzo (o dinero) para hacer de tu hogar un lugar tranquilo que te produzca alegría y satisfacción - y eso va para todo tipo de hogar, desde estudios diminutos hasta enormes mansiones. Aquí hay siete cosas que puedes hacer para que tu hogar sea un lugar que te haga sentir más feliz:

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: 5 Rápidas soluciones caseras a pequeños problemas del diario

1. Tiende tu cama. Tengo que admitir que yo no hice de esto un hábito hasta hace muy poco pero, ahora, el día simplemente no se siente bien hasta que la cama está tendida. Y si me las arreglo para que sea en la mañana, incluso si no logro hacer nada más, puedo decir que, al menos, algo está en orden.

2. Desházte de las cosas que no quieres. Elimina, elimina, elimina. Soy una gran fan de revisar periódicamente mis cosas y deshacerme de cosas que ya no me gustan o simplemente me gustan poco. No sólo sirve para descongestionar sino que deja más espacio libre para las cosas que realmente amas. Con el tiempo, tu objetivo debe ser amar todo lo que posees, para que no te vuelvas a descubrir deseando algo mejor.

3. Enciende una vela agradable. No estoy hablando de artículos de tienda de a dólar. Compra algo un poco mejor con un aroma que te haga sonreír. Los aromas nos pueden transportar fácilmente a ciertos lugares y épocas, así que encuentra uno que te traiga buenos recuerdos. Y recuerda, una vela de buena calidad dura mucho tiempo y puede ser más saludable para la respiración de tu familia.

4. Cuelga alguna obra de arte. Pueden ser fotos de tu familia, una impresión de bajo costo, una página de una revista o un original firmado de un artista local, siempre que sea especial para ti. Trata de colgar algo que sea agradable a tu vista en todas las habitaciones de la casa ¡Y no te olvides de verlo cada vez que necesites subirte el ánimo!

5. Compra flores frescas. Las flores frescas son una manera maravillosa de traer vida y color a tu hogar. No tienen por qué ser caras, pero asegúrate de comprar algo que te produzca una reacción emocional. Sugerencia: en lugar de un ramo mixto, prueba comprando varias flores del mismo tipo. Esta es una gran manera de hacer que las variedades estándar se vean elegantes y de moda.

6. Despliega elementos significativos. Herencias familiares, recuerdos de relaciones importantes, etc, son todas cosas que me hacen sentir cómoda en mi casa y me producen alegría. Tengo una manta tejida por mi abuela en mi cama, álbumes de fotos queridas en la estantería y pequeños regalos de mi marido esparcidos.

7. No te olvides del baño. No sé tú, pero, unas mullidas toallas suaves y un delicioso jabón de olor producen una gran diferencia en mi nivel de relajación. Invierte un poco en tus productos del cuarto de baño, para hacer que tu experiencia de baño y arreglo personal sea más agradable, y seguro que te va a levantar el ánimo.

Imagen vía Thinkstock

Topics: decoracion