iStock

La cantidad de cosas asquerosas que podemos hacer en nuestros baños parece ser infinita y conste que no estoy hablando de ninguna actividad física. Me refiero a errores que puede cometer cualquiera a la hora de la limpieza y la organización. 

Más en MamásLatinas: Como mantener un baño impecable sin ser esclava de su limpieza

Para evitar que al terminar de limpiar, terminemos con un baño igual o más sucio del que encontramos, solo hay que estar pendiente de estas 12 cosas.

Empezar por el inodoro. 1

Empezar por el inodoro.

Thinkstock

Con excepción de los pisos, el inodoro debe ser la última parte del baño que se limpia. Allí hay una alta concentración de bacterias y es fácil confundirse con qué trapo limpiaste qué. Si usas el mismo con el que secaste la tapa, para limpiar el lavamanos, apenas lograste pasar las bacterias de un lado a otro. Para evitar confusiones, también es buena idea que uses un paño de color diferente, sólo para el inodoro.

Advertisement

Usa trapos diferentes. 2

Usa trapos diferentes.

iStock

Si usas el trapo mismo con el que secaste la tapa del inodoro, para limpiar el lavamanos, apenas lograste pasar las bacterias de un lado a otro. Para evitar confusiones, también es buena idea que uses un paño de color diferente, sólo para el inodoro.

Advertisement

No hay que olvidarse del área del papel higiénico. 3

No hay que olvidarse del área del papel higiénico.

iStock

Es fácil olvidarse del receptáculo del papel, pero a menudo es tocado antes de que nos lavemos las manos. Es una forma fácil de volver a ensuciárnoslas. Hay que limpiarlo todos los días, si se puede.

Una cortina de la ducha muy larga. 4

Una cortina de la ducha muy larga.

Pinterest

En nuestros esfuerzos por tener un baño lindo, no nos damos cuenta de que cometemos un error cuando no cortamos la cortina de la ducha o la bañera a una altura que no se moje constantemente.

Advertisement

Cuidado con la cortina de la ducha. 5

Cuidado con la cortina de la ducha.

iStock

Si tienes una de tela por fuera y una plástica por dentro, corta la que no se ve a la altura del borde de la bañera o de la ducha. Si prefieres la estética a lo práctico, te recomiendo que le pases un spray con cloro cada dos o tres días, y que la laves con toda la frecuencia que puedas para sacar el moho que se pueda acumular.

Cuidado dónde pones las cosas. 6

Jamás pongas los cepillos de dientes y otros objetos que requieran higiene cuidadosa cerca del inodoro, aún cuando el lavamanos esté al lado.

Advertisement

Nunca anden descalzos. 7

Nunca anden descalzos.

Thinkstock

Que cualquiera circule descalzo por el baño es una idea terrible.

Cuidado con los grifos e interruptores. 8

Los grifos de agua son algunas de las cosas que más tocamos en el baño antes y después de lavarnos las manos. Yo limpio estas partes de mi baño TODOS los días. Es una rutina esencial. Cuando no lo hacía así se me olvidaba fácilmente.

Advertisement

Protege los cepillos de dientes. 9

Protege los cepillos de dientes.

iStock

Si te toca ponerlos a una distancia reducida, que no se le olvide a nadie cerrar la tapa antes de bajar la cadena del agua. De la taza salen microgotas de agua contaminada que se esparcen por todo el espacio.

Un lugar asqueroso es el suelo del baño. 10

Un lugar asqueroso es el suelo del baño.

Imagen vía iStock

Diferentes estudios han identificado el suelo del baño como una de las superficies más cochinas de toda la casa. Más aún que la taza del inodoro.

 

Advertisement

Sitios olvidados que debes tener en cuenta. 11

Sitios olvidados que debes tener en cuenta.

Ledstop

Los interruptores de luz y la palanca del inodoro son algunos de los sitios que a menudo se nos olvidan. Pásales un paño con cloro.

No te olvides del grifo de la ducha. 12

No te olvides del grifo de la ducha.

iStock

Al menos una vez al mes, hay que limpiar el cabezal de la ducha. Si lo haces con regularidad, no te caerán impurezas en la cabeza.