¿A que parece imposible? Te prometo que estos cinco consejos ayudan. Antes me pasaba los fines de semana limpiando, en vez de descansar y prestarles atención a los niños. Ahora el tiempo se me ha reducido a la mitad con estos cinco trucos, y otros más que te iré contando. Se puede tener la casa más limpia sin limpiar más. ¡Me consta!

Para empezar hay que tener un poco de disciplina, pero no es imposible. También hay que reacostumbrar a la familia, pero cuando todos vean que estás de mejor humor y tienes más tiempo para ellos te van a hacer caso y hasta te lo van a agradecer.

Lee más en ¿Qué más?: 5 Cosas a las que tienes que renunciar en tu casa si tienes hijos (FOTOS)

 

Lo mejor de todo es que estos cambios no te van a costar ni un centavo, a menos que quieras invertir un poquito en productos para la organización. No tiene que ser caro. Las cestas para la lavandería en las tiendas del dólar son excelentes para todo lo que aquí te recomiendo.

Estas ideas las he puesto en marcha en mi casa y funcionan. Si eres de las amas de casa súper organizadas, pues ya lo sabes, y espero que me compartas otros. Todas necesitamos ayuda para ahorranos tiempo en las labores del hogar y pasar más horas compartiendo con nuestras familias.

Pon una alfombra a la puerta 1

Pon una alfombra a la puerta

Imagen vía Thinkstock

Las alfombrillas en las puertas tienen la capacidad de retener una gran parte del sucio que traemos de la calle. Vale la pena ponerlas, aunque vivas en un apartamento. Enseña a tus hijos a limpiar la suela de los zapatos en ella.

Advertisement

Deja los zapatos cerca de la puerta 2

Deja los zapatos cerca de la puerta

Imagen via Thinkstock

Estudios recientes han descubierto que más del 70% del sucio que entra a la casa, viene escondido en nuestros zapatos. Esto no sólo incluye barro y polvo, sino hasta bacterias como la E.Coli.  Idealmente deberíamos dejarlos afuera de la puerta de la casa, pero si no se puede, pon una cesta o un banco al lado de la entrada. Allí también deben estar medias limpias o zapatillas de casa. Verás como después de unos días tienes mucho menos que barrer o aspirar.

Advertisement

Coman siempre en la mesa 3

Coman siempre en la mesa

Imagen via Thinkstock

Yo sufría como una condenada cuando encontraba migajas de pan o de galletas por toda la casas, manchas empegostadas de jugo, o marcas  de agua en muebles que me encantan. Eso se acabó el día que decidí poner mano militar y prohibir que se saque la comida de la cocina, a menos que haya una ocasión especial y vayamos a comer en el comedor formal o frente a la TV. Pero eso es raro. La decisión me redujo radicalmente el trabajo y los malos ratos.

Un sitio para cada cosa y cada cosa en su sitio 4

Un sitio para cada cosa y cada cosa en su sitio

Imagen vía Cultivate

Esa es una máxima que cambió mi vida. Yo era súper desordenada hasta que comencé a designar sitios específicos para las cosas. Así ya no tienes que amontonarlas y dejar que todo se vea un desastre hasta que las guardas. Cuando todo tiene su sitio es más sencillo guardarlas de una vez y ya. Esto también funciona para los niños. Si no tienes espacio, hasta puedes ponerles cestas de plástico en donde metan sus chaquetas y guantes, las mochilas del colegio y hasta algún zapato. Fíjate como esta gente organizó un closet con este fin.

Advertisement

Organiza los productos de limpieza por sitio donde los uses 5

Organiza los productos de limpieza por sitio donde los uses

Imagen vía Thinkstock

Hasta que me compartieron este truco, yo tenía los productos de limpieza todos en el mismo sitio y andaba cargando con ellos por toda la casa. Se ensuciaba el baño y tenía que ir hasta la cocina a buscarlos. En camino algo pasaba, me distraía por alguna crisis infantil y ahí quedaba el baño sucio. Ahora en cada área hay los productos de limpieza que necesito. Hasta en mi closet tengo para limpiar las superficies de mi cuarto. Las crisis se solucionan rápido y trabajo muchísimo menos.