Cómo convertirte en bartender y ser la reina de la fiesta este fin de año

Ser la bartender de tu propia fiesta puede ser una experiencia inolvidable para la cual sólo requerirás un poco de planificación, mucha creatividad y ganas de divertirte. Preparando y mezclando tragos puedes convertirte en la anfitriona con el que todos quieres compartir y muchos querrán emular.

Lo primero es que definas cual será el área que servirá de bar. Debe ser un área de fácil acceso para ti y tus invitados: un lugar al que todos quieran acercarse y que se convierta en el punto focal de la fiesta.

Advertisement

Dispón una mesa o mesón donde puedas tener las bebidas, vasos, hieleras, servilletas, algunos pasapalos secos y organiza todo de manera que invite a tus huéspedes a acercarse y servirse ellos mismos.

Una buena idea es tener grupos de vasos y copas a ambos extremos de la mesa que hace las veces de bar. Lo recomendable es disponer de vasos largos (Collins), cortos (old fashioned), copas de Martini y de vino.

En el mismo mesón es bueno contar con dos bandejas con pitillos, removedores, servilletas de coctel y los adornos que complementan los cocteles: cerezas marrasquino, aceitunas, rodajas y gajos de naranja y limón, cortezas de naranja y limón, trozos de piña, ramitas de hierbabuena y lo que tengas en mente para decorar tus tragos y causar la mejor de las impresiones.

Así es mismo, es conveniente contar con un par de hieleras con tapa y sus respectivas pinzas para servir el hielo, al margen de la cava repleta de hielo en cubos de la mejor calidad. Además, es de gran utilidad tener un par de cocteleras para que puedas mezclar y convertirte en la sensación coctelera del momento, e invitar a tus huéspedes a hacer lo propio.

En esta misma mesa debes tener los edulcorantes (jarabe de goma, de vainilla, granadina), los jugos de fruta (naranja, limón, piña, durazno, guayaba), y otros ingredientes como crema de coco, además de gaseosas y por supuesto ron, whiskey, ginebra y vodka.

Una idea excelente para romper el hielo es tener preparado un trago de bienvenida y servirlo a todo el que vaya llegando: puede ser un ron punch con frutas y rodajas de naranja y limón, colorido  y atractivo, para luego invitar a pasar al bar para que puedan servirse ellos mismos. Ideal es que además tengas una versión de este ponche de frutas virgen, para los conductores designados.

Imagen vía Thinkstock

Topics: fiestas  como ser la mejor anfitriona