Con el cálido clima que se avecina, vienen muchas otras buenas cosas: las faldas más cortitas y tiempo para gozar del sol son algunas de mis favoritas. Pero esta época del año también trae cosas no tan placenteras: la limpieza primaveral.

Nunca he sido amante de la limpieza, aunque sí tengo momentos de histérica organización que no duran mucho. Cuando se trata de organizar y limpiar a fondo, recuerdo los consejitos que me compartió mi abuelita, consejos para hacer las tareas bien hechas y menos trabajosas. Con sus tips, tu casa también se beneficiará esta primavera.

Advertisement

Más en MamásLatinas: Cinco pasos para desintoxicar tu casa

1. Empieza la limpieza por los closets: La primera cosa que amerita la limpieza primaveral es ver toda la ropa que guardas en ellos. ¿Qué deseas conservar? ¿Qué puedes donar? ¿Qué necesita ser arreglado o alterado? Con la ayuda de alguna amiga o familiar, se te hará más fácil decidir y descartar piezas que seguro tienes guardadas desde hace años.

2. Dona cosas viejas, pero guarda medias sin par para usar como trapos: Busca un Salvation Army o un Goodwill Store para donar todas esas cosas que no has usado hace tiempo y podrían ser apreciadas por otra persona. También puedes donar equipo electrónico, libros, zapatos en buenas condiciones. Otro consejito de mi abuela es que guarde las medias sin par que de otra forma acabarían en la basura. ¡Son ideales para limpiar superficies!

3. Quítale el polvo a las superficies: Desenpolvar por encimita de las superficies no es suficiente, decía mi abuela. Es importante quitar todas las coasa de las mismas--cada libro, lámpara, vela y figurita--para poder eliminar bien el sucio y el polvo que se acumula.

4. Usa un cepillito de dientes para limpiar minuciosamente: Si tienes losetas en el baño y otras habitaciones de la casa, vale la pena que de vez en cuando uses un cepillo de dientes viejo para limpiar bien entre las losetas, particularmente en las esquinas. Además, un cepillo de dientes será muy práctico para limpiar a detalle dentro de tu refrigerador.

5. Un poquito de detergente y agua es suficiente: Aunque mi abuela ahora tiene un buen detergente para la limpieza, en Cuba no tenía tantas opciones como tenemos nosotros hoy día. Si casi se te ha acabado el jabón para la limpieza general de la casa, mezcla un poco del detergente para la ropa o el jabón de platos con un poquito de agua ¡y ya!

6. Papel de periódico y agua para limpiar las ventanas de cristal: Si no fuese porque he visto lo efectivo que es no lo hubiese creido. Todo lo que necesitas es papel de periódico humedecido en agua para limpiar los cristales. Te ahorra dinero en materiales de limpieza y es una manera muy práctica de reciclar papel de periódico.

Imagen vía iStock

Topics: array