5 Formas de convertir tu casa caótica en una casa tranquila

¿Te pasa esto? No puedes esperar a terminar tu día y volver a casa, sólo para descubrir que realmente no te puedes relajar una vez que llegas allá. Entre las idas y venidas de la familia, el desorden y el ruido te hacen sentir que vives en la plaza más que en un hogar cálido y relajante.

 He buscado recomendaciones en la inter-red pero, honestamente, todas lucen poco prácticas – recoge el desorden- lo entiendo, pero a menudo me pregunto si las editoras de revistas de verdad tienen niños, porque no es tan fácil como suena.  

Aquí están cinco cosas que he hecho que volvieron mi hogar más tranquilo:

Advertisement

Pinta de un color neutro: toda mi casa es de un grato y cálido marrón con ribetes blanco-hueso. Pintar del mismo color ayuda a crear flujo entre las habitaciones y escoger un color neutro no significa escoger un color aburrido. Yo nunca podría vivir con paredes beige ¡Preferiría el caos!

Si no lo puedes limpiar, asegúrate de que huela bien: creo que frecuentemente nos olvidamos de que nuestro sentido del olfato tiene mucho control sobre nuestras emociones. Los olores pueden hacer que recordemos buenos momentos inmediatamente y ser reconfortantes. También nos pueden calmar. Aromas como lavanda o flores de tu país natal son una forma sencilla de indicarle a tu subconsciente que se calme.

Trae el aire libre al interior: las plantas son una gran forma de introducir color y aroma pero además hacen que tu casa se sienta menos encerrada. Todos nos sentimos mejor al aire libre.

Elimina el desorden de todas las habitaciones menos una: Claro que te vas a sentir mejor si no hay un caos visual a tu alrededor, pero sé realista al respecto. En mi casa todos trabajamos para mantener limpias la sala y la cocina, pero me dejé de preocupar porque el cuarto de la computadora esté revuelto. Tiene una puerta. Tener un lugar para el caos ayuda a mantener el resto de la casa libre de desorden.  

Usa telas suaves: creo que Oprah dijo "tu casa debería levantarse a recibirte", lo cual para mí significa que debería abrazarte. Las telas suaves en el sofá y las sillas ayudan mucho en eso. No tengas una alfombra o un cojín que pique sólo porque luce bien- asegúrate de que además se sienta bien.

Imagen vía evanllama18/flickr