¿Eres un poco vaga y te cuesta perder peso porque no te gusta ejercitarte y hacer dieta? Algunos expertos se han dedicado a estudiar los efectos de ciertas actividades diarias, hábitos, rutinas y hasta los momentos de descanso para ver cómo influyen en la pérdida de peso. Eliminar un ingrediente de la receta o hasta tomarte un descansito entre cada bocado, son algunas de las formas más perezosas para rebajar.

 

Más en MamásLatinas: 10 Formas extrañas para perder peso y elimiminar la pancita

Si contestaste "sí" a la pregunta inicial, te tengo la solución. En este mundo hay opciones para todas las personas y, los perezosos no se quedan atrás. Las opciones que te voy a presentar, honestamente están bajo la "ley del menor esfuerzo". ¿Por qué? Bueno, porque no te menciono dietas ni ejercicios.

Notarás que solo se trata de unos cambios en tus hábitos diarios y otros nuevos que puedes añadir a tu rutina. Despídete de las dietas estrictas y ayúdate con estas sugerencias. Si no te molesta tanto comer saludable -que la verdad es importante- añade estas formas perezosas de perder peso como una ayudita extra. ¡Adelante!

Haz un ritual antes de cada comida. 1

Haz un ritual antes de cada comida.

iStock

Puedes preparar tu cerebro para lograr que la comida sea más placentera,  según el Trends in Endocrinology and Metabolism Journal, el placer activa la sensación de relajación ayudando al proceso digestivo.

Advertisement

Engaña a tu cerebro con las hierbas y la pimienta. 2

Engaña a tu cerebro con las hierbas y la pimienta.

iStock

Más que darle un toquecito gourmet, las hierbas y la pimienta pueden intervenir positivamente en la formación de células grasosas. Imagínate que, pueden lograr el mismo efecto que tienen los dulces en tu cerebro. ¡Inténtalo!

Advertisement

La oscuridad en tu recamara será tu mejor amiga. 3

La oscuridad en tu recamara será tu mejor amiga.

iStock

Cuando duermes, segregas una hormona natural conocida como melanina y esto es posible debido a la ausencia de luz. Es por eso que debes de asegurarte de mantener todo oscuro. De esta forma, estimulas la grasa beigem que son células que agilizan la quema de calorías en vez de almacenarlas.

Lánzate bajo un chorro de agua helada. 4

Lánzate bajo un chorro de agua helada.

iStock

Tranquila, no te vas congelar, solo necesitas estar expuesta por 30 segundos. Lograrás que tu cuerpo se vea obligado a mantener su temperatura corporal normal y así estimularás la quema de calorías.

Advertisement

Llévate al supermercado tu mejor música. 5

Llévate al supermercado tu mejor música.

iStock

De este modo lograrás relajarte y así te alejarás de la comida chatarra no deseable, según un estudio llevado a cabo por Ronald Milliman en el Journal of Marketing.

Mastica chicle sin azúcar varias veces al día. 6

Mastica chicle sin azúcar varias veces al día.

iStock

Al mastigar la goma, estimulas el metabolismo y asímismo quemas la grasa acumulada. Solo tienes que mover la quijada repetitivamente y listo.

 

Advertisement

Al momento de ver películas, escoge las de terror. 7

Al momento de ver películas, escoge las de terror.

iStock

Cuando se está feliz y contento, se tiende a comer más. Sin embargo, cuando se siente miedo se calma o se elimina el hambre. Suena un poco cruel, pero es una forma perezosa de perder peso.

Duerme más y reduce el sobre peso. 8

Duerme más y reduce el sobre peso.

iStock

Bueno, esto sí es el premio mayor para un perezoso. Resulta que, Rachael Taylor de la Universidad de Otago, Nueva Zelanda, reveló que los niños entre 3 y 5 años que dormían menos de 11 horas en la noche están predispuestos a tener sobrepeso u obesidad en el momento de cumplir 7.

Advertisement

Busca un nuevo destino y múdate de país. 9

Busca un nuevo destino y múdate de país.

iStock

Según expertos, respirar aire contaminado puede causar exceso de grasa que se acumula en el estómago, sostuvo Xu Xiaohua de Ohio State University.

Cuando vayas de fiesta, deja el bolso y lleva un clutch. 10

Cuando vayas de fiesta, deja el bolso y lleva un clutch.

iStock

El truco está en que al llevar una cartera de mano, mantienes ambas manos ocupadas y no podrás sostener la bebida y el plato; tendrás escoger. Así reveló, Marisa Moore, RD, vocera de la Academia de Nutrición y Dietética.

Advertisement

Tómate un descansito entre cada bocado. 11

Tómate un descansito entre cada bocado.

iStock

Según Marisa Moore, RD, vocera de la Academia de Nutrición y Dietética dice que, tomarse un pequeño descanso entre bocados reduce la velocidad en que se ingiere la comida y ayuda a consumir menos calorías.

Mastica cada bocado al menos 40 veces. 12

Mastica cada bocado al menos 40 veces.

iStock

Un estudio realizado por científicos chinos, reveló que las personas que masticaban su comida 40 veces por bocado comían menos calorías que las que masticaban solo 15 veces. Asi que, ¡a masticar se ha dicho!

Advertisement

Utiliza un lapiz labial de colores fuertes como rojo, naranja o fucsia. 13

Utiliza un lapiz labial de colores fuertes como rojo, naranja o fucsia.

iStock

Además de deslumbrar a todos con un color llamativo, evitarás comer dulces azucarados porque te aseguro que no vas querer limpiarlos y volverte a retocar. Es bastante tedioso lidiar con el reguero que se forma.

Intenta pagar siempre con efectivo y no con tarjetas. 14

Intenta pagar siempre con efectivo y no con tarjetas.

iStock

¿Qué tiene que ver una cosa con la otra? El Journal of Consumer Research halló que las personas tienden a ser más propensas a comprar comida chatarra por impulso cuando utilizan tarjetas debido al fácil acceso. Ya sabes, ¡utiliza efectivo!

Advertisement

Aprieta el cinturón del pantalón. 15

Aprieta el cinturón del pantalón.

iStock

De esta forma, estarías programando una especie de alarma para recordarte, cuando sientas el apretón que, llegó el momento de no comer más. ¡Es una buena idea!

Si tienes la oportunidad, viste jeans para el trabajo. 16

Si tienes la oportunidad, viste jeans para el trabajo.

iStock

Un estudio de la Universidad de Wisconsin-La Crosse descubrió que los empleados que usaban jeans para ir al trabajo toman 491 pasos más al día que aquellos que usan ropa más formal para trabajar.