Quizá sea muy cómodo y aparentemente relajante, incluso puede hacerte lucir muy sensual o elegante, pero te cuento que cruzar las piernas es un hábito muy malo para tu salud ya que, aunque parezca una postura inofensiva, puede generarte consecuencias a largo plazo como estas que acá comparto.

Más en MamásLatinas: 8 beneficios que jamás imaginarías que brinda el poner tus piernas 

Imagen vía iStock

Sobrecargas la zona de tu pelvis y provocas un leve desplazamiento del muslo. 1

Sobrecargas la zona de tu pelvis y provocas un leve desplazamiento del muslo.

Imagen vía iStock

Lo que pasa es que le pones todo tu peso al hueso pélvico y entonces tu articulación sale de su centro y al moverse de lugar tu cadera es la que las lleva de perder ya que después de un largo tiempo de este vicio postural, puedes sufrir de terribles dolores.

Advertisement

Puedes favorecer la aparición de varices. 2

Puedes favorecer la aparición de varices.

Imagen vía iStock

Cruzando las piernas obstruyes con frecuencia la circulación sanguínea.Si tu mal hábito es constante, lo más probable es que tus piernas no estén lo suficientemente suministradas de la sangre que necesitan para estar en buenas condiciones. Es natural que las válvulas y la sangre se estanquen y aparezcan las arañitas en tus piernas.

Advertisement

Puedes provocarte una lesión o parálisis de un nervio muy importante que está a la altura de tu rodilla. 3

Puedes provocarte una lesión o parálisis de un nervio muy importante que está a la altura de tu rodilla.

Imagen vía iStock

El efecto de colocar tu pierna sobre la otra pone en riesgo a tus rodillas y por lo tanto a las articulaciones y nervios cercanos a ella. La parálisis del nervio peroneo, como se conoce en el lenguaje médico, puede volverse algo crónico y afectar tu calidad de vida.

Es una mala costumbre que puede provocar un aumento en tu presión sanguínea. 4

Es una mala costumbre que puede provocar un aumento en tu presión sanguínea.

Imagen vía Pixabay

Algunas investigaciones recientes hablan de que este vicio postural puede generar un riesgo latente de hipertensión, ya que tus piernas comienzan a irrigar sangre hacia el tórax y tu corazón se sobrecarga y como efecto eleva la presión.

Advertisement

Cargas todo el peso del cuerpo hacia un solo lado y por lo tanto tu columna puede perder su eje. 5

Cargas todo el peso del cuerpo hacia un solo lado y por lo tanto tu columna puede perder su eje.

Imagen vía iStock

El esfuerzo al que sometes tu columna vertebral provoca que ésta intente adaptarse al peso que está desequilibrado en proporción y se siente forzada. Los problemas de columna quizá no sean inmediatos pero puedes sentirlos con el paso del tiempo.

Advertisement

Lastimas las articulaciones de los tobillos y puedes sentir algunas molestias al caminar. 6

Lastimas las articulaciones de los tobillos y puedes sentir algunas molestias al caminar.

Imagen vía iStock

Cuando estiras el ligamento del pie debido al cruce de piernas, estás forzando la articulación y sacándola de su posición normal. Esto puede producirte dolor, sensibilidad y hasta hinchazón. Así que si renuncias al mal hábito estarás dando un descanso bien merecido a tus tobillos.

Advertisement

Adormecimiento y cosquilleo continuo en tus piernas que te impide ponerte de pie de forma inmediata. 7

Adormecimiento y cosquilleo continuo en tus piernas que te impide ponerte de pie de forma inmediata.

Imagen vía iStock

Aunque es un hormigueo transitorio, puede resultar muy incómodo en el momento en el que quieras ponerte de pie. Esto puede alentar tu paso debido a la pérdida de sensibilidad que puede ser superficial o profunda.

Si tienes riesgo de coágulos sanguíneos está recomendado medicamente que evites cruzarlas. 8

Si tienes riesgo de coágulos sanguíneos está recomendado medicamente que evites cruzarlas.

Imagen via iStock

Esto es debido a que al impedir el flujo natural de la sangre puede aumentarte el riesgo de que sufras una trombosis venosa profunda.