Podrías pensar que es por nervios o aburrimiento, y que nada va a pasar. Sin embargo, morderse las uñas es una mala manía que ha sido clasificada por la Asociación Americana de Psiquiatría como un trastorno obsesivo compulsivo. No es cualquier cosa, y lo peor es que tiene efectos dañinos para tu salud. Aquí te cuento algunos.

Lee más en ¿Qué más?Deja de morderte las uñas con estos 8 efectivos tips

Imagen vía iStock

Alteras el crecimiento de tus uñas 1

Alteras el crecimiento de tus uñas

Imagen vía iStock

Cuando muerdes, no rompes la uña de manera uniforme. Al contrario, generas una especie de astilla, que obliga a que tu uña crezca dispareja, y a que la estructura se deforme. Esto no solo daña su apariencia o estética, sino que también la debilita.

Advertisement

Riesgo de hongos en las uñas 2

Riesgo de hongos en las uñas

Imagen vía iStock

Cuando muerdes tus uñas hasta alcanzar la piel, lesionas los tejidos vivos y, por lo tanto, puedes desarrollar bacterias que darán paso a los hongos.

Advertisement

Infecciones estomacales 3

Infecciones estomacales

Imagen vía iStock

Es lógico que las uñas están cargadas de bacterias, puesto que las manos tienen contacto con todo lo que nos rodea. Si las muerdes, pasas las bacterias a tu boca, y de ahí van al resto de tu organismo, poniéndote en riesgo de contraer cualquier tipo de infección.

Abrasiones en la piel 4

Abrasiones en la piel

Imagen vía iStock

Al ser un hábito continuo, lesionas progresivamente tu piel, y puedes causar hinchazón, enrojecimiento y acumulación de pus. Si llega a estos límites, a veces se necesita una pequeña intervención quirúrgica y tratamiento con antibióticos.

Advertisement

Problemas con los dientes 5

Problemas con los dientes

Imagen vía iStock

Morder tus uñas te lleva a ejercer presión, y tus dientes pueden modificar su posición o hasta deformarse. Además, no se escapan de las infecciones, porque tienes contacto con el tejido de las encías.

Advertisement

Dolores de mandíbula 6

Dolores de mandíbula

Imagen vía iStock

En este caso, la presión que ejerces en la mandíbula también puede ser culpable de generarte dolores molestosos e incómodos, que pueden llevarte a visitar al dentista. Cuando ejerces fuerza innecesaria al morder, puedes lesionar y desgastar la articulación con el paso del tiempo.

Advertisement

Deformación de tus dedos 7

Deformación de tus dedos

Imagen vía iStock

Toma en cuenta que más allá del estrés, esto es un acto de autolesión, inclusive de automutilación. Morder tus uñas te lleva a acabar con ellas cuando ya no hay crecimiento, pues muerdes la parte superior del tejido del dedo, deformando por completo tus manos.

Disminuyes tu destreza 8

Disminuyes tu destreza

Imagen vía iStock

El dolor causado por la lesión impide tener un libre movimiento para poder tomar las cosas, sobre todo para agarrar objetos pequeños o realizar labores que requieren motricidad fina.

Advertisement

Puedes afectar tu vida social 9

Puedes afectar tu vida social

Imagen vía iStock

Aunque no lo creas y suene extraño, la vanidad y la vergüenza de mostrar tus manos en ese estado puede llevarte a aislarte o a evitar el contacto con otros, para que no noten tus uñas deformes y maltratadas.