La ropa es un elemento muy íntimo y personal que está en contacto permanente con nuestro cuerpo de ahí que el proceso de producción sea muy importante. Tenemos ropa que no se arruga, prendas que repelen las manchas, otras sometidas a lavados para desgastarlas. Todo eso implica el uso de productos químicos y muchos pueden ser muy dañinos para la salud. ¡Tu ropa puede estar intoxicándote sin que lo sepas!

Lee más en ¿Qué más?: 11 Cosas que olvidas limpiar y guardan más mugre de lo que te imaginas

Imagen vía iStock

 

¿Dónde están? 1

¿Dónde están?

Imagen vía Pixabay

Es importante que sepas que los tóxicos se encuentran en la mayoría de los tejidos. Y los adquieren en los procesos de producción: desde el cultivo de las fibras hasta el estampado, teñido y blanqueado de las prendas.

Advertisement

Contaminación 2

Contaminación

Imagen vía iStock

Los procesos de producción contaminan el agua, el suelo y también directamente a las personas porque las sustancias se acumulan en los tejidos del organismo humano. Pueden causar alergias, picazón y eczemas, por eso es muy importante que la ropa de bebés y niños esté libre de tóxicos.

Advertisement

Lavar antes de usar 3

Lavar antes de usar

Imagen vía Pixabay

Una recomendación importante es lavar las prendas antes de estrenarlas con jabón blanco. Evitar la ropa que requiera limpieza en seco, airear el armario de manera regular y dejar de usar naftalina.

Compromiso 4

Compromiso

Imagen vía Pixabay

Greenpeace ha elaborado una lista de marcas que se han comprometido a eliminar los tóxicos para el año 2020. Esas marcas ya han hecho grandes avances en sus procesos de producción. Puedes consultarla aquí.

Advertisement

Compra responsable 5

Compra responsable

Imagen vía iStock

Los expertos aseguran que el objetivo de eliminar los tóxicos de la producción puede lograrse. Por eso es importante que a la hora de comprar elijas los productos identificados con los sellos GOTS (Global Organic Textil Standard) o Oeko-Tex.

Advertisement

Alternativa 6

Alternativa

Imagen vía iStock

La tela de bambú ha surgido como una excelente alternativa porque es antibacterial, no irrita la piel y es más absorbente que el algodón. Ideal para ropa deportiva, toallas y ropa de cama.