niños en invierno
iStock

Si hay una temporada del año en la que debemos cuidar más a nuestros niños es, sin duda, el invierno. Los virus están a la orden del día por el intenso frío y pocos logran escapar de un resfriado, entre otras complicaciones. Refuerza las defensas de tus hijos y hazle frente a la época más fría del año siguiendo estas recomendaciones.

Más en MamásLatina: 20 Actividades divertidas para hacer con nuestros niños este invierno

Si vives en lugares como Nueva York, Massachussets o Colorado, donde el invierno es súper frío, de seguro siempre estás buscando la forma de mantener a tus hijos sanos durante esta época del año. Por eso hemos querido compartir contigo algunos consejos para reforzar las defensas de tus hijos durante esta temprada de frío. 

Galería realizada con la colaboración del equipo de MamásLatinas. 

La lactancia materna es una manera natural de proteger a tu bebé. 1

La lactancia materna es una manera natural de proteger a tu bebé.

iStock

Si tienes un bebito en edad lactante no desperdicies tu oportunidad de amamantarlo. La leche materna evita el desarrollo de enfermedades comunes en los niños de manera natural y efectiva.

Advertisement

Asegúrate de que tengan una alimentación balanceada. 2

Asegúrate de que tengan una alimentación balanceada.

iStock

No hay multivitamínico que ofrezca mejores beneficios a tus hijos que una dieta balanceada. Además de carbohidratos y proteínas, procura darles vegetales y muchas frutas, ya que esto reforzará su sistema inmunológico.

Advertisement

Vístelos adecuadamente para combatir las bajas temperaturas. 3

Vístelos adecuadamente para combatir las bajas temperaturas.

iStock

Obviamente tus hijos no van a vivir en una burbuja, pero debes evitar exponerlos al frío sin ropa adecuada. El secreto está en manternerles la temperatura corporal, por eso debes asegurarte que están bien abrigados.

Que no les falte la vitamina C. 4

Que no les falte la vitamina C.

iStock

Una alternativa para proteger a los más pequeños de la casa y fortalezar su sistema inmunológico es a través del consumo de vitamina C. Además, desarrolla los huesos, fortalece la dentadura, ayuda a la cicatrización y permite la absorción de hierro. Así que escoge alimentos que sean ricos en vitamina C, como el kiwi, la naranja, la espinaca de mostaza y el col rizado. 

Advertisement

Ponles sus vacunas a tiempo. 5

Ponles sus vacunas a tiempo.

iStock

No olvides ponerle ninguna vacuna de tus pequeños, ya que hacerlo a tiempo es la mejor opción para evitar futuras complicaciones de salud y protegerlos, por ejemplo, de la gripe, tan típica del invierno.

Advertisement

Asegúrate de que descansen lo suficiente. 6

Asegúrate de que descansen lo suficiente.

iStock

Dormir lo suficiente permite que el organismo esté preparado para defenderse de los agentes infecciosos, así que asegúrate que tus hijos cuenten con un buen colchón para descansar optimimamente.

Advertisement

Motívalos a hacer ejercicio y mantenerse activos. 7

Motívalos a hacer ejercicio y mantenerse activos.

iStock

Promover el ejercicio en los niños es vital para reforzar su sistema inmunológico pues mejora la circulación, evita inflamaciones y promueve una sensación de bienestar en tu pequeño. Así que motívalo a mantenerse activo en el invierno.

El consumo de probióticos es muy importante. 8

El consumo de probióticos es muy importante.

iStock

Los probióticos están presente en los alimentos fermentados como el yogur, y su misión es prevenir la multiplicación de las bacterias dañinas en el sistema digestivo. Su consumo en niños puede prevenir resfriados.

Advertisement

Mantén el hogar limpio. 9

Mantén el hogar limpio.

iStock

Por supuesto que un hogar limpio es vital para evitar que nuestros hijos se enfermen. Así como mantener la higiene al lavarse las manos antes y despues de comer y al llegar de la calle.

Disminuye su consumo de azúcar. 10

Disminuye su consumo de azúcar.

iStock

El consumo de azúcar disminuye la actividad de las células blancas en la sangre e impide que el cuerpo combata efectivamente infecciones. Administra bien los dulces y las bebidas azucaradas en tus niños.