Comer sano en el trabajo no significa necesariamente que vas a quedar en banca rota todos los meses. Te mostramos aquí lo fácil que es mantenerse en forma y ahorrar dinero a la vez. Será solo cuestión de organización y mucha voluntad.  Déjate ayudar siguiendo estas simples recomendaciones.

Lee más en ¿Qué más?10 trucos para tomar agua y disfrutar sus beneficios para adelgazar

Imagen vía Corbis

Desayuna en casa 1

Desayuna en casa

Imagen vía Corbis

Ya habrás escuchado que el desayuno es la comida más importante del día. Su aporte energético no solo ayuda a reactivar tu organismo, sino que también evita ataques de ansiedad en el transcurso del día. 

Advertisement

Lleva siempre agua y frutas 2

Lleva siempre agua y frutas

Imagen vía Corbis

Compra un envase, déjalo en la oficina y rellénalo con agua durante el día. Además, lleva frutas o meriendas saludables para cuando el hambre toque tu puerta. 

Advertisement

Cambia dulces por frutos secos 3

Cambia dulces por frutos secos

Imagen vía Corbis

A todas nos provoca merendar algo durante el día. Sin embargo, no tienes por qué prohibirte ese placer, ya que puedes comer frutos secos o deshidratados, y descartar los dulces convencionales. 

Consume café de manera inteligente 4

Consume café de manera inteligente

Imagen vía Corbis

Está bien que tomes una taza de café al día, pero trata de acompañarla con leche descremada y algún edulcorante sin calorías. Olvídate del mochaccino y el capuccino por un tiempito.  

 

Advertisement

Prepara tu menú semanal 5

Prepara tu menú semanal

Imagen vía Corbis

Organizarte para la semana es fundamental. Ve al supermercado, prepara un menú con anticipación y separa en porciones tu comida para los almuerzos. 

Advertisement

Levántate del escritorio 6

Levántate del escritorio

Imagen vía Corbis

No puedes permitirte pasar todo el día sentada en tu silla; párate con más frecuencia a diario para que evites el sedentarismo. 

Advertisement

Acostúmbrate a tomar té 7

Acostúmbrate a tomar té

Imagen vía Corbis

Cuando hagas tus compras, no olvides incluir una caja de té en tu lista. Ya sea verde o negro, ambos son excelentes fuentes de antioxidantes, y te ayudarán a perder peso.

Elige alimentos más accesibles 8

Elige alimentos más accesibles

Imagen vía Corbis

No te quedes sin comer sano porque tu presupuesto no te alcanza para comprar quinoa o arroz integral. Sustitúyelos por papa, batata dulce o alguna otra verdura. 

Advertisement

No te saltes las comidas 9

No te saltes las comidas

Imagen vía Corbis

Saltar las horas de las comidas ocasionará que ingieras más de lo debido durante la próxima vez que te alimentes. Lo recomendable es comer algo saludable cada dos horas. 

Invierte en un contador de pasos 10

Invierte en un contador de pasos

Imagen via Corbis

Contar los pasos es una buena estrategia para saber cuán activa estás durante el día. Hay quienes hablan de que lo ideal es dar 10,000 pasos diarios para mantenerte en forma. Hay podómetros muy económicos que podrían servirte.