Si decidiste que el afeitado era lo tuyo, seguramente tienes que haber experimentado en más de una ocasión las molestias, brotes o pelitos atrapados causados por una mala afeitada o una mala afeitadora. Para evitar que tu piel sufra y tengas molestias cada vez que te rasuras, es importante que tengas en cuenta lo siguiente. 

Lee más en ¿Qué más?: Belleza natural: Cómo hacer tu propia cera para depilar

Imagen vía Corbis

Tips para evitar las molestias del afeitado 1

Tips para evitar las molestias del afeitado

Imagen vía iStock

La mejor forma de prevenir que la piel se irrite tras la afeitada es utilizando los productos correctos. Por eso, aunque lo más rápido y sencillo sea utilizar el jabón de tocador, busca una buena crema de afeitar. Este producto está diseñado para deshacerte del pelo y proteger la piel 

Advertisement

Usa aceite de oliva 2

Usa aceite de oliva

Imagen vía Thinkstock

Si tienes la piel sensible, el aceite de oliva es una buena alternativa para ti. Eso sí, asegúrate de que sea extra virgen. Comienza poniéndote un poco en las manos y luego espárcelo de forma pareja en la zona que vas a afeitar. Una vez termines ponte un poco de aceite de almendra para darle más suavidad a tu piel. 

Advertisement

Usa una afeitadora nueva 3

Usa una afeitadora nueva

Imagen vía Thinkstock

Según los expertos, entre cinco a siete afeitadas es lo que debes usar tu afeitadora antes de tirarla. Si ya te pasaste, entonces estás exponiendo la piel a irritaciones y brotes. Fíjate si ya es hora de comprar una nueva.

Nunca te afeites en seco 4

Nunca te afeites en seco

Imagen vía Thinsktock

Este sí que es un atentado contra tu piel. Yo he cometido el error de hacerlo por estar de prisa y los resultados no son los mejores para tu piel. Te van a salir escamas si la cuchilla no está en buenas condiciones. Puedes hasta sangrar. Descarta esta opción de afeitado por completo. 

Advertisement

Sigue un orden 5

Sigue un orden

Imagen vía Corbis

Para una buena afeitada, pasa la rasuradora en el mismo sentido del crecimiento del vello.  Evitarás tener que hacer maromas. Imagínate que estas podando el cesped y haces franjas para seguir un orden. Es importantísimo que cada tanto mojes la máquina y le limpies bien. 

Advertisement

Y si te cortas... 6

Y si te cortas...

Imagen vía Corbis

Esto puede ocurrir y además de causarte dolor tienes que ser muy cuidadosa. Lava de inmediato la herida con jabón líquido. Luego enjuaga muy bien y presiona con un pañito limpio por unos instantes hasta que se detenga el sangrado. Si es en exceso, es mejor que acudas al especialista de inmediato. 

Advertisement

Prepara la piel 7

Prepara la piel

Imagen vía Corbis

Para evitar que la piel te pique después de afeitarte, especialmente el área del bikini, prepárate bien. La mejor forma de hacerlo es con vitamina E o aceite de coco unas horas antes de rasurarte. Esto hará que la piel se ponga más suave y que la cuchilla pase sin problemas. 

Para el área del bikini 8

Para el área del bikini

Imagen vía Thinkstock

Para evitar la irritación de esta área al rasurarte, es recomendable que te tomes el tiempo para hacerlo. No lo hagas de prisa, y sobre todo, busca buena luz. Utiliza aloe vera inmediatamente después para evitar cualquier inflamación y verás los resultados. 

Advertisement

Toma un break 9

Toma un break

Imagen vía Thinsktock

La mejor forma de evitar irritaciones en la piel es dejándola descansar de la afeitada. Lo recomendable es entre dos y tres días para darle a la piel la oportunidad de que se recupere y se sane. De lo contrario, se convertirá en un ciclo vicioso y simpre estarás irritada. 

Usa vaselina 10

Usa vaselina

Imagen vía Thinkstock

Una vez que termines el proceso de afeitarte, ponte una buena capa de vaselina en las zonas por donde pasaste la afeitadora. Esto alivia la irritación. Así lo recomiendan los expertos. Además, es un producto económico y que va a dejar tu piel muy suave. 

Advertisement

Comienza por la ducha 11

Comienza por la ducha

Imagen vía Thinkstock

Otra buena forma de preparar la piel para el afeitado es comenzando a humectarte en la ducha. Utiliza jabones que te dejen la piel humectada porque de esta forma vas a prevenir irritaciones. 

Si tienes vellos enterrados 12

Si tienes vellos enterrados

Imagen vía Corbis

Cuando te afeitas, eres más propensa a que se te entierren los vellitos. Para evitar que esto ocurra, exfóliate la piel con extracto de lavanda, aceite de oliva y coco.