6 Razones por las que te salen moretones en la piel

De repente te estás vistiendo frente al espejo y te das cuenta de que tienes una marca morada verduzca en el brazo. O cuando te vas a poner las medias ves que tienes tremendo hematoma en la espinilla. O cuando te estás duchando notas un morado en el muslo. Lo peor es que no recuerdas haberte golpeado o que nadie te halla apretado. ¿De dónde vienen estos hematomas, que parecen salir de la nada? Sigue leyendo, porque las causas pueden ser muchas.

Advertisement

Lee más en ¿Qué más? 8 Errores comunes que cometemos en el cuidado de nuestra piel en invierno

La falta de vitamina C puede ser una de las causas. Esta vitamina es fundamental para que colágeno de la piel provea una adecuada estructura de soporte de los vasos sanguíneos. Cuando hay déficit de esta vitamina, es más fácil que los vasos sanguíneos se rompan al menor golpe y entonces salgan los moretones. Así que a comer piña y frutas cítricas.

Ocurre que con el paso inexorable del tiempo la piel envejece y se va haciendo más delgada ¿Haz notado venitas muy finas en tus mejillas, cerca de la nariz? Yo tengo la cara que parece el Delta del Orinoco, del Mississippi y del Nilo juntos y contra eso, no hay sino que darle gracias a Dios porque soy mujer y me puedo maquillar. La piel se va a haciendo más delicada y sensitiva y así como esas venitas se hacen visibles, también se forman hematomas con el más mínimo golpe o apretón.

 Eres recontra torpe y te llevas todo por delante. Si eres de las que te tropiezas tres veces con la misma piedra (por piedra entiéndase el borde de la cama o la esquinita del escritorio), ¿cómo no quieres que te salgan morados hija mía? Pero no te preocupes que no estas sola. A mí me pasa lo mismo, tanto que he pensado que mi solución sería ponerme protectores en las pantorrillas como los que usan los futbolistas.

Si tomas aspirina regularmente o cualquier otro anticoagulante, pues eso también puede estarte afectando: ocurre que te golpeas y los vasos sanguíneos de la zona afectada irrigan más sangre de lo normal y ahí es cuando aparecen las contusiones. Si es así, consulta con tu médico. Tal vez sea más importante que te sigas tomando tu aspirina y no le hagas caso a los morados mira que Kim Kardashian tiene soriasis, cobra hasta por respirar y además vive en cueros.

Los benditos rayos ultravioleta, sí los tales UV que tanto daño le hacen a la piel, pueden estar afectando la capacidad de tu dermis de auto regenerarse y entonces te tropiezas con una silla o con la cama y te sale un hematoma. Para ello protégete usando protector solar y no exponiéndote a los rayos solares en horas de mediodía.

Si levantas pesas, digamos como deporte, en el gimnasio, esa puede ser otra cosa porque la que se produzcan los morados. En este caso, ocurre que los vasos sanguíneos más débiles se rompen como consecuencia del esfuerzo físico y es cuando afloran los hematomas. ¿Pero no levantas pesas, verdad? 

Imagen vía iStock

 

Topics: cuidado de la piel  moretones  hematomas