iStock

Ahora que estamos en plena temporada de gripe y resfriados, los niños suelen enfermarse con mayor frecuencia. Aunque evitarlo por completo es casi imposible, los expertos recomiendan ciertos tips para ayudar a mantener a los tus hijos saludables. Y, lo mejor de todo es que estos consejos no son nada difíciles de seguir. Así que sigue leyendo para que te enteres las cosas que puedes hacer para proteger a tus hijos de la gripe y los resfriados.

Advertisement

Más en MamásLatinas: 20 Cosas que debes hacer para desinfectar tu casa después de un virus

1. Manos limpias. Lavarse las manos es necesario para reducir la propagación de enfermedades respiratorias y es una de las mejores maneras de eliminar los gérmenes, evitar enfermarse, y prevenir la propagación de gérmenes a otras personas, según lo informan los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés). Los niños deben lavarse las manos durante al menos 20 segundos, frotándose bien entre los dedos, el dorso y bajo las uñas, tal y como lo explican los CDC. ¿Un tip para que lo hagan en el tiempo correcto? El portal antes citado sugiere pedirles que canten dos veces el "Feliz cumpleaños" mientras lo hacen.
 
2. Alimentación. Existen una serie de alimentos que son excelentes para ayudar a prevenir la gripe y los resfriados. Entre estos se encuetran el gengibre, el kiwi y la calabaza.

3. Vacunas. Vacunar a tus hijos contra la influenza es un paso súper importante y súper simple en cuanto a la prevención se refiere. Y lo bueno es que hay muchos lugares, desde los supermercados hasta las farmacias, que las ofrecen. Así que no te tienes que volver loca tratando de conseguir cita con el pediatra. 
 
4. Hábitos de sueño. Son necesarios para que tus pequeños se levanten descansados y con energía. La Fundación Nacional del Sueño de los Estados Unidos sugiere establecer un horario regular, tanto para la hora de dormir como para la de despertarse. El no dormir suficiente baja las defensas de cualquiera, lo cual nos hace más propensos a enfermarnos.
 
Estos tips se pueden implementar con chicos de todas las edades. Finalmente, recuerda que ante cualquier duda acerca de la salud de tus niños, debes consultar con tu pediatra de confianza.