Hace poco más de un año comencé a tomar leche de almendras. Hice el "experimento" más por el tema de las calorías que porque fuera intolerante a la lactosa: una taza de leche de almendras natural tiene 30 calorías, frente a las 90 que tiene una taza de leche de vaca descremada, o las 150 que tiene una taza de leche entera.

Como las matemáticas no fallan, poco a poco he ido sustituyendo en mi cocina la leche de vaca por leche de almendras y no me puedo quejar. Por eso cuando me preguntan qué hago para mantenerme en la línea, siempre listo mis caminatas diarias, 8 vasos de agua al día, el tamaño de las porciones de alimentos que ingiero, las frutas, los vegetales y la leche de almendras.

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: Descubre la maravillosa leche de almendras para perder peso y estar bella

Comencé usando leche de almendras sin azúcar para preparar la avena del desayuno, y como sustituto de la leche en la granola y otros cereales. Me encantó porque tiene su propio sabor (no sabe a leche de vaca), es ligera y se digiere mucho fácil porque es una leche vegetal. Luego la incorporé a los licuados que preparo con frutas frescas. Y con el tiempo he descubierto que también la puedo utilizar en platos salados y postres.

Mira que ricas estas dos recetas que te ayudarán a perder peso:

Croquetas de avena y nueces
Rinde para 4 porciones
Ingredientes
1 taza de nueces peladas y picaditas
2 tazas de copos de avena
1 taza de leche de almendras
2 huevos ligeramente batidos
1/2 taza de queso blanco rallado
1 cebolla picadita
1 cucharada de aceite de oliva
2 cucharadas de perejil picadito
Sal
Pimienta
Pan rallado
Aceite de oliva para freír

Preparación
1. En un tazón mezcla las nueces, copos de avena, leche de almendras, huevos y deja reposar unos 20 minutos.
2. En un sartén a fuego mediano, calienta el aceite de oliva y sofríe la cebolla hasta marchitar, unos 6-7 minutos. Reserva.
3. Una vez que los copos de avena se hayan ablandado y absorbido el líquido, revuelve con un tenedor y agrega la cebolla sofrita, el queso, el perejil, la sal, la pimienta y el pan rallado necesario para que quede una masa manejable.
4. En un sartén pon un poco de aceite de oliva a calentar.
5. Con las manos forma las croquetas de avena y sofríelas hasta que estén doraditas.
6. Una vez que las tortitas estén listas, escúrrelas en papel absorbente.

Arroz con leche de almendras
Rinde para 8 porciones
Ingredientes
1 taza de arroz blanco
2 tazas de agua
6 tazas de leche de almendras
1 rama de canela
la corteza de una lima
1 taza de azúcar
1/2 cucharadita de sal
canela en polvo

Preparación
1. Pon el arroz en un colador y lávalo con agua corriente.
2. Coloca el arroz lavado en una olla con las dos tazas de agua, lleva a hervor y cocina destapado hasta que el líquido se haya consumido casi totalmente, unos 7 minutos.
3. Agrega la leche de almendras, la canela en rama y la corteza de lima, y una vez que hierva, cocina a fuego mediano, revolviendo ocasionalmente con una cuchara de madera por 15 minutos.
4. Agrega el azúcar y cocina por 20 minutos más, revolviendo constantemente.
5. Agrega la sal, revuelve y cocina por 1 minuto más.
6. Retira del fuego, descarta la corteza de lima y la canela en rama.
7. Sirve en dulceras o vasitos individuales. Espolvorea un poco de canela en polvo.
8. Se puede servir tibio o frío.

Imagen vía Thinkstock 

Topics: leche de almendras  recetas  perder peso  comer saludable  recetas con leche de almendras