5 Métodos de protección en contra del ébola

¿Vieron la película "Outbreak" y la más reciente "Contagion"? Sabes a lo que me refiero cuando les digo ébola. Ayer el departamento de control y enfermedades de los Estados Unidos anunció el primer caso del virus en el país. Hasta entonces el único papel que los infectólogos norteamericanos habían desempeñado en cuanto al virus se refiere era tratar a pacientes enfermos que venían de otros países pero jamás habían declarado la enfermedad en casa. La noticia es aterradora porque ese virus era algo que hasta hace poco se circunscribía a África pero ahora está en casa. ¿Qué hacemos?

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: 7 Milagrosos usos del aceite de almendras en tu piel y tu salud

Aunque las autoridades gubernamentales están optimistas de que van a tratar al enfermo, controlar el virus y evitar una epidemia en realidad no sé cómo lo harán. Si aprendimos algo con esas películas es que los virus son incontrolables y van haciendo mutaciones a la medida que van contagiando a las personas. Como madre esta noticia me ha dejado helada porque no necesitamos otra preocupación.

Muchas personas estábamos bajo la impresión de que el virus era meramente tropical, pero obviamente las reglas del juego han cambiado. Tengo la esperanza que ahora con el invierno el virus se detenga. Mientras tanto, estas son algunas de las cosas que puedes hacer para proteger a tu familia.

1. Prepara el sistema inmune: Hay que consumir bastantes alimentos con hierro, tomar vitamina C y tener una dieta alta en proteínas para que el sistema inmune esté fuerte. Entre más fuerte sea, más difícil será que el virus entre.

2. Lávate las manos: Es importante para evitar enfermedades. No necesariamente va a prevenir el ébola pero evitará la gripe o la influenza las cuales le pueden abrir la puerta para el letal virus.

3. Agua: El virus deshidrata a la persona en un segundo. Hay que asegurarse de tomar bastante líquido para que el sistema funcione bien. También compra agua en caso de que el virus afecte tu ciudad.

4. Prepárate para lo peor: En caso de una epidemia todo se vuelve un caos. Compra comida enlatada, prepara un botiquín médico, saca dinero en efectivo y planea una ruta de evacuación.

5. Fuera de la ciudad: Para evitar que toda la familia se enferme lo mejor sería mudarse temporalmente a una región más aislada. En las ciudades hay mucha gente y entre más gente más infecciones.

Imagen vía Corbis

Topics: alimentos saludables  bacterias  virus