Perder peso es una de las misiones más difíciles que puedes emprender. Si eres de las personas que trabaja incansablemente para adelgazar, pero no consigues bajar de peso, probablemente estés cometiendo algunos de los siete errores fatales que menciono a continuación. Sigue leyendo para que identifiques lo que podría estar saboteando tus esfuerzos para adelgazar.

Lee más en ¿Qué más?: 12 deliciosos tés que derretirán las libritas de más ¡rapidito!

Este post fue publicado originalmente el 12 de mayo del 2014.

Imagen vía Thinkstock

No estás desayunado bien: 1

No estás desayunado bien:

Imagen vía Corbis

Pan tostado y mantequilla o un pedazo de fruta no es un desayuno completo. Con el desayuno, como lo sugiere el nombre, estás rompiendo el ayuno de la noche que dura aproximadamente 7 u 8 horas. Si no comes una comida balanceada que sea especialmente rica en proteína, serás más propensa a comer algo poco saludable antes del almuerzo o a comer en exceso durante el almuerzo. El desayuno sienta las bases para resto de tu día.

Advertisement

Evitas entrenar con pesas a toda costa 2

Evitas entrenar con pesas a toda costa

Imagen vía Corbis

Existe una idea errónea de que el entrenamiento cardiovascular te ayuda a adelgazar y el entrenamiento con pesas te hace desarrollar músculo. Pero en realidad, cuando entrenas con pesas, quemas grasa más rápido. Cuando entrenas con pesas obtienes algo llamado consumo excesivo de oxígeno después del ejercicio o EPOC, por sus siglas en inglés, esto se refiere básicamente al tiempo que tu cuerpo sigue quemando calorías después de que termines tu sesión de ejercicio.

Advertisement

Sólo entrenas con poco peso 3

Sólo entrenas con poco peso

Imagen vía Corbis

Muchas mujeres piensan que entrenar con pesas más pesadas las hará desarrollar muchísimo músculo y lucirán enormes. La buena noticia es que haciendo repeticiones más rápidas con pesas más pesadas no te hará lucir musculosa y poco femenina. Además de quemar grasa más rápido, te ayudará a lucir fuerte y tonificada.

Entrenas sola 4

Entrenas sola

Imagen vía Corbis

Estudios han demostrado que las personas que entrenan en grupo pierden más peso que las personas que entrenan solas. Cuando haces ejercicio con un grupo de personas que tienen la misma meta que tú, te ayuda a mantener tu rutina de ejercicios diarios, así como también a esforzarte más allá de tus límites.

Advertisement

Estás demasiado estresada por adelgazar 5

Estás demasiado estresada por adelgazar

Imagen vía Corbis

Cuando piensas constantemente sobre ese número en la balanza, puede que aumentes de peso en lugar de adelgazar. Cuando sientes ansiedad eres más propensa a sentir "hambre emocional". Además, pesarte constantemente te puede desanimar a que continúes haciendo ejercicio y comiendo saludable. Lo que tienes que hacer es continuar esforzándote y enfocarte en cómo te sientes en lugar de prestarle atención a cuanto estás pesando. Limítate a pesarte sólo una vez por semana.

Cambiaste tu refresco regular por la versión de dieta 6

Cambiaste tu refresco regular por la versión de dieta

Imagen vía Corbis

Estudios han demostrado que las personas que toman refrescos de dieta terminan consumiendo las mismas calorías que aquellas personas que consumen refrescos regulares. Ya sabes que los refrescos no son buenos para tu salud, entonces ¿por qué insistir en consumir algo igual de dañino?

Advertisement

Entrenas con el estómago vacío 7

Entrenas con el estómago vacío

Imagen vía Corbis

Estudios han demostrado que comer una comida rica en proteína antes de un entrenamiento de 30 minutos, te ayudará a quemar más calorías al aumentar tu gasto energético total o TEE, por sus siglas en inglés.