6 Remedios caseros a base de miel para curar la tos y aclarar la garganta

Las causas de la tos pueden ser muchas: los cambios bruscos de temperatura, el humo del cigarrillo, la contaminación ambiental, también puede ser síntoma de alergias o infecciones. Lo cierto es que la tos es bien fastidiosa porque aparece cuando le provoca, no la podemos controlar y si es muy fuerte nos crea dificultades para dormir, nos quita el apetito y hasta produce vómitos.

Advertisement

Lee más en ¿Qué más? Remedios caseros para que tu ropa esté siempre blanca

Por fortuna, la naturaleza es tan perfecta que nos provee de plantas medicinales que alivian los síntomas sin mayores complicaciones, claro, esto siempre que no se trate de una infección o de algún problema de salud que amerite la visita al médico. Lo que sigue son las recetas de mi abuelita para cuando nos daba tos…

Té de tilo con miel y limón. Este es uno de mis guarapos favoritos porque es relajante. La miel alivia inmediatamente.

Miel y limón. Creo que este es el precursor de todos los jarabes para aliviar la tos. Sólo tienes que mezclar jugo de limón con miel en cantidades iguales y santo remedio.

Miel, limón y ron. Este brebaje lo tomaba mi abuelo cuando estaba ronco y doy fe de que no hay nada mejor para aclarar la garganta y la voz. En este caso se mezcla ron oscuro con miel y jugo de limón en partes iguales.

Té de cilantro. Muy efectivo. Sólo tienes que hervir una cucharadita de semillas de cilantro en una taza de agua por dos minutos, luego dejas reposar por cinco minutos y lo tomas tibio, endulzado con miel de abejas.

Infusión de tomillo con miel de abejas. Si el tomillo es fresco, tanto mejor. Hierves las ramitas en agua y deja reposar. Cuelas y endulzas con miel de abeja.

Infusión de llantén y miel. Me parece estar viendo a mi abuela cortando y lavando las hojas de llantén para hervirlas, dejarlas reposar y luego colar y endulzar con miel. Otro remedio súper efectivo.

 Imagen vía Thinkstock

Topics: remedios caseros  medicina natural  cura para la tos  recetas de la abuela  miel