¡Manténte joven, sana y delgada con esta fruta milagrosa!

Los blueberries, -conocidos en español como bayas- son de aquellas frutas benditas que además de deliciosas tienen una cantidad de beneficios. Resulta que un estudio reciente encontró que los blueberries o bayas al igual que las uvas rojas, ayudan a fortalecer tu sistema inmune. La investigación fue realizada por la Oregon State University que analizó 446 componentes de los cuales dos de ellos, tienen la habilidad de estimular el sistema inmune, a lo mejor ya has escuchado hablar de ellos en algunos comerciales de televisión. Se trata del resveratrol presente en las uvas rojas y el pterostilbeno en los arándanos. Te contamos más sobre los beneficios de esta fruta para que les saques todo el provecho.

Advertisement

Lee más en ¿Qué más? Mudar los dientes se ha convertido en un negociazo para los niños de hoy

Resulta que estos dos componentes trabajan de la mano con la vitamina D creando un efecto que impulsa el sistema inmune considerablemente lo que resulta en una medida preventiva, ahora que estamos en la época de las gripas y de la influenza.

Los blueberries ayudan a prevenir enfermedades como el cáncer y las enfermedades cardiovasculares. Tiene gran contenido de antioxidantes y aumenta los niveles de colesterol "bueno" de la sangre, mejora la circulación y evita la obstrucción de las arterias. Además que son maravillosas aliadas en cualquier dieta adelgazante.

Las uvas rojas, por su parte, es una de las frutas aliadas para combatir el envejecimiento, y el cáncer. Son ricas en fibra por lo que son ideales para acabar con el estreñimiento y el transito intestinal. Contiene vitamina B6 ideal para el sano funcionamiento del cerebro.

 Otra propiedad por la que ésta fruta es famosa es porque ayuda a la prevención de infecciones urinarias. Algunos estudios incluso aseguran que las bayas podrían proporcionar una alternativa a los antibióticos, particularmente para combatir una bacteria llamada Escherichias Coli.

Otro maravilloso beneficio de las bayas, y uno de mis favoritos, es que ayuda a evitar el desarrollo de caries y a fortalecer el colágeno, una proteína importante para proteger los ligamentos, los tendones y los cartílagos.

Si aún no las tienes como parte de tu dieta, es hora de que lo empieces a considerar, como puedes ver los beneficios son espectaculares. Además puedes consumirla de varias formas, al desayuno, como snack con un poco de yogur o solas para calmar tu apetito. ¡Una fruta bendita!

Imagen vía Thinkstock

Topics: comida saludable  cáncer  enfermedad