Si estás tratando de perder peso, sabes que la parte más difícil es tener paciencia. Sin embargo, existe una manera de acelerar un poco el proceso: acelerar tu metabolismo. Al hacelo, podrás acelerar el proceso de pérdida de peso, sin comprometer tu salud. Cuando tu metabolismo está acelerado, te sientes mejor y con mucha energía. Además, también quemarás más calorías, más rápido. Pero, ¿cómo lo logras?

Lee más en ¿Qué más?: Khloé Kardashian revela la receta de su milagroso smoothie para adelgazar

Este post fue publicado originalmente el 12 de septiembre del 2013.

Imagen vía iStock

Comienza tu día comiendo un rico y nutritivo desayuno. 1

Comienza tu día comiendo un rico y nutritivo desayuno.

Imagen vía iStock

Esto le da a tu metabolismo el primer empujón del día. Obviamente, esto no quiere decir que vayas a desayunar una dona. La manera en como a veces comemos no es lo más saludable para nuestro cuerpo. Siempre comenzamos el día comiendo carbohidratos refinados que causan que tengamos un "bajón de energía" a media mañana. Y luego, comemos proteínas tarde en la noche.

Advertisement

No temas en ser creativa. 2

No temas en ser creativa.

Imagen vía iStock

Come proteínas en la mañana acompañada de una grasa saludable y de un carbohidrato complejo. Come una lonja de pechuga de pavo rebanado con aguacate y una lonja de pan integral. Avena con un poco de fruta es también una excelente opción. Estos alimentos no elevarán tus niveles de azúcar para así evitar que sufras de ese "bajón de energía" en un par de horas. Estos alimentos se digieren lentamente, lo que te ayuda a sentirte llena por más tiempo.

Advertisement

Bebe mucha agua. 3

Bebe mucha agua.

Imagen vía iStock

Cuando te mantienes hidratada, obtienes muchos beneficios para la salud. Si bebes agua fría, tu cuerpo quema más calorías al tener que subir  la temperatura a su estado natural. Asegúrate de beber  8 vasos  al día. Esto te ayudará a sentirte llena y mantendrá tu metabolismo en movimiento.

Hablando de bebidas saludables, el té verde es otra buenísima opción. El compuesto de la planta ECGC ayuda a quemar grasa más rápido.

Ponle picante a tu vida con un poco de chiles picantes. 4

Ponle picante a tu vida con un poco de chiles picantes.

Imagen vía iStock

Una cucharada de chile picante puede acelerar tu metabolismo hasta un 23 por ciento. Agrégale un poco a tus ensaladas o a la salsa fresca o pico de gallo.

Advertisement

Come vegetales. 5

Come vegetales.

Imagen vía iStock

Especialmente los de hojas oscuras como la espinaca o repollo chino. Estos ayudan a incrementar los niveles de hierro, el cual es muy importante cuando tienes el período.

Advertisement

No te olvides de los ácidos grasos Omega-3. 6

No te olvides de los ácidos grasos Omega-3.

Imagen vía iStock

El aceite de pescado en cápsulas combinado con el ejercicio ayuda a que las encimas quemadoras de grasa trabajen más duro. También obtendrás el mismo beneficio, si comes pescados como el salmón o atún que son altos en ácidos grasos Omega-3.

Advertisement

Es importante mantenerte activa. 7

Es importante mantenerte activa.

Imagen vía iStock

El ejercicio es necesario para acelerar el metabolismo y para mantenerlo fuerte. En vez de realizar actividades cardiovasculares largas y continuas, prueba realizando entrenamientos a intervalos. Realiza ciclos cortos e intensos como trotar rápido en la trotadora por cinco minutos y luego baja la intensidad caminando por diez minutos. Los ejercicios intensos acelerarán tu metabolismo.

Y dormir es aun más importante. 8

Y dormir es aun más importante.

Imagen vía iStock

Otro factor importante es dormir al menos ocho horas diarias cada noche. Cuando no duermes lo suficiente, los niveles de leptina y grelina --los cuales regulan el apetito y la energía--  se desequilibran. Así que no dejes de dormir.

Advertisement

Evita acelerar tu metabolismo bebiendo café. 9

Evita acelerar tu metabolismo bebiendo café.

Imagen vía iStock

O cualquier otra bebida con cafeína. A pesar de que te dan un impulso de energía, este es temporal; en menos de una hora, tendrás un "bajón de energía." Esto no ayuda al metabolismo a la larga y te causa problemas en la salud.

Si aceleras tu metabolismo de forma saludable, podrás quemar esas libras más rápido. Y pronto te podrás poner esos jeans que tanto deseas.