Descubre la maravillosa leche de almendras para perder peso y estar bella

Tengo la sospecha de que mi hijo de 11 años es intolerante a la lactosa: no toma leche de vaca, rechaza los quesos frescos (aunque le fascina el yogur y los panqueques con buttermilk o suero de leche). Así que estoy maravillada porque encontré en el supermercado una leche de almendras que no contiene azúcar y sólo aporta 30 calorías por cada taza. Decidí probarla.

Advertisement

Lee más en ¿Qué más? Pierde peso y gana energía desayunando con avena (RECETA) 

Mi primera sorpresa fue percatarme de que cuando consumes la leche de vaca, también estás consumiendo azúcar. Para mí, este fue un gran descubrimiento: la leche de vaca, sea completa, con un porcentaje mínimo de grasa o descremada, tiene azúcar añadida. Con la leche de almendras tienes la opción de comprarla en dos versiones: dulce, en cuyo caso contiene 90 calorías por taza, y natural, que solo contiene ¡30 calorías por taza!

Como últimamente estoy tratando de reducir mi consumo de café, en lo que a mi dieta en particular se refiere, cada vez me importa menos la leche de vaca, así que uso leche de almendras sin azúcar para preparar avena, y tomarla con cereales y granola con frutas, como en la foto.

Te cuento amiga que la leche de almendras es un hit cuando quieres perder peso y además es mucho más fácil de digerir por lo menos para nosotros los adultos que definitivamente no necesitamos la leche de vaca en nuestra dieta.

Además, buscando aquí y allá, descubrí que la leche de almendras ofrece múltiples beneficios, incluyendo los que listo a continuación: 

No sabe a leche de vaca: Tiene su propio sabor ligero y agradable a nuez, pero tiene una consistencia muy parecida, por lo que es un sustituto perfecto a la hora de consumirla sola o si la usas en recetas.

Es súper nutritiva y saludable: Es 100 porciento vegetal y es rica en vitaminas A, D y E, proteínas, omega 6, zinc, calcio, hierro, magnesio y potasio.

Tiene menos calorías que la leche de vaca: Sólo tiene 30 calorías si es sin azúcar, frente a 90 de una taza de leche descremada, o 150 de una taza de leche entera.

Es la alternativa perfecta para quienes son intolerantes a la lactosa.

Ayuda a reducir los niveles de colesterol en la sangre, así como también los triglicéridos.

Es buena para el cuidado de la piel, cabello y uñas porque es rica en vitamina B2.

Ayuda a mejorar problemas gastrointestinales porque contiene fibra soluble e insoluble (con lo que proteje las paredes intestinales y regula la absorción de azúcar y colesterol).

Yo nunca he preparado leche de almendra y ni siquiera lo contemplo entre mis planes. Pero si te apetece, o tienes curiosidad, al respecto, en el blog de mi amiga Inés, ella te dice cómo. Haz click aquí.

Más de mis recetas en mi blog de cocina.

Imagen vía Enriqueta Lemoine

¿Quieres bajar de peso? Conoce cómo otras mamás latinas en el Grupo Bajar de Peso que también quieren adelgazar y todo tipo de nuevas formas para lograrlo. ¡Entérate!


 

Topics: adelgazar  alargar vida  bajar de peso  barriga  intolerancia a la lactosa  comer saludable  alimentos saludables  sustituto de la leche