Remedios caseros: La mejorana es mágica en nuestra cocina y para nuestra salud

Confieso que tengo un sesgo por las hierbas aromáticas comestibles, o mejor dicho, las que uso a diario como ingredientes de mis recetas: menta, perejil, albahaca, romero, salvia, orégano. Son las hierbas que cultivo y cuido como tesoros porque de ellas depende mucho del buen sabor de mis platos.

También confieso que nunca he sembrado mejorana y eso que es prima hermana del orégano. Ha de ser porque su sabor se hace más intenso cuando se usa seca. Y también porque nunca la he visto en maceta ni en el supermercado ni en Lowe's o Home Depot, que es donde suelo comprar mis plantas.

Advertisement

Lee más en ¿Qué más? Ni te imaginas los beneficios de milagroso perejil

En la cocina la mejorana es perfecta para aromatizar ensaladas, pescados, carnes, sopas y salsas, así como también aceites y vinagretas. También es una delicia con papas y legumbres y es una de las hierbas que junto con el perejil, romero, la salvia y el tomillo forma parte de lo que junto con el laurel en Francia se conoce como "finas hierbas".

De la mejorana se dice que tiene propiedades sedantes, antiespasmódicas e hipotensoras. Además es un excelente tónico y digestivo que ayuda a combatir las flatulencias. Está indicada en casos de ansiedad, hipertensión, insomnio, espasmos gastrointestinales y digestiones lentas.

Si se ingiere en pequeñas dosis, la mejorana surte un efecto sedante y ayuda a inducir el sueño. Para ello se recomienda hacer una infusión o tizana hirviendo una tasa de agua a la que se le añaden dos cucharaditas de hojas de mejorana seca. Se deja reposar 10 minutos, se cuela y endulza con miel y se toma esta infusión antes de acostarse.

La misma infusión pero un poco más concentrada, ayuda a combatir la digestión pesada o lenta y también los gases asociados a esta, sin contar con que tonifica el estómago.

Para el reumatismo, se recomienda un ungüento a base de mejorana. También en forma tópica, la mejorana se usa para ayudar a cicatrizar y curar los herpes.

Imagen vía Thinkstock

Topics: abuso de autoridad  medicina natural  remedio casero  remedios caseros  salud  recetas de la abuela  hierbas