Remedios caseros: Dile adiós al estrés de forma natural con esta planta milagrosa

El toronjil o melisa (en inglés le dicen melissa) es una hierba medicinal de propiedades antiespasmódicas, antihistamínicas y antisépticas, que además es muy valorada como sedante. Así será lo de sedante, que recuerdo que a un novio muy estresado que tuve, mis amigas y yo lo llamábamos, en secreto, "toronjil".

Advertisement

Lee más en ¿Qué más? Remedios caseros para combatir el odioso herpes labial

Y es que no hay angustia que un té de toronjil no calme. Por ejemplo, si tienes dolor de estómago porque tienes lo nervios de punta, nada como una infusión de hojas frescas de toronjil, que también sirve para aliviar la gastritis y hasta las flatulencias.

Mi abuelita gustaba de tomar un guarapo de toronjil antes de acostarse y lo certifico: es mejor que cualquiera de esos promotores del sueño que anuncian por la televisión. El toronjil calma los nervios y es el mejor relajante natural que existe, incluso ¡mejor que la camomila o manzanilla y la valeriana juntas!

Ya con eso es suficiente, pero gracias a sus propiedades antihistamínicas y cicatrizantes el toronjil en forma tópica se usa para aliviar las picadas de insecto y la urticaria y además ayuda a sanar pequeñas heridas y erupciones de la piel.

Ahora comparto contigo estos remedios caseros a base de toronjil que encontré aquí

Para los nervios: Haz una infusión de 8 cucharadas de hojas secas de toronjil en litro de agua hirviendo. Tapa y dejar refrescar.  Cuela y bebe dos o tres veces al día.

Para aliviar la conjuntivitis: Sólo tienes que lavar unas hojas de toronjil frescas y te las aplicas sobre párpados.

Para la vista cansada: Machaca varias hojas frescas de toronjil previamente lavadas y mezcla con un poco de agua hervida. Con un gotero, pon 10 gotas diarias en los ojos.

Para aliviar la gastritis: Hierve 3 cucharaditas de flores de manzanilla o camomila seca y 4 cucharaditas de hojas de toronjil en un litro de agua. Retira del fuego cuando hierva y deja reposar una hora. Bebe una taza endulzada con jarabe de arce (maple syrup), tres veces al día, después de cada comida.

Imagen vía Thinkstock

Topics: abuela  medicina natural  remedio casero  remedios caseros  salud