perder pesoEl hecho de que estés intentando perder peso no quiere decir que tienes que pasar hambre. Es más, jamás te debes sentir privada. Pero hay ciertas comidas que es casi imposible parar de comer. Estas comidas desencadenan horribles antojos y engañan a tu cuerpo haciéndolo creer que quieres más. Mira cuales son estos cuatro alimentos que tienes que evitar…

Más en MamásLatinas: Este es el secreto para que comas todo lo que quieras sin sabotear tu dieta

Este post fue publicado originalmente el 14 de marzo de 2013.

Imagen vía Corbis

Azúcar 1

Azúcar

Imagen vía Corbis

Nada hará que engordes más rápido que el azúcar. Cuando comes azúcar, tu cuerpo libera una hormona llamada insulina. La insulina se conoce porque hace que tu cuerpo de quemar grasa y hace que la almacenes esa grasa. Pero como ya sabes, evitar el azúcar es casi imposible. Esos antojos son insoportables.

Y existe una buena razón para eso. Porque comer azúcar hace que tu cuerpo libere endorfinas, las cuales te dan una sensación parecida a estar drogado. Eleva tu estado de ánimo. El único problema es que para mantener ese "buen humor" tienes que comer más y más. Así que comienzas a depender del azúcar como si fuera una droga. Mientras más comes, más lo deseas. Por eso es que es necesario que evites y elimines los azucares procesados de tu dieta.

Advertisement

Chocolate 2

Chocolate

Imagen vía Corbis

A pesar de que comer chocolate oscuro tiene muchos beneficios, es mejor que sólo lo comas de vez en cuando. El chocolate tiene un efecto en tu cuerpo similar al del azúcar cuando lo comes en exceso. Incrementa los niveles de serotonina y mejora tu estado de ánimo, pero para mantener ese ánimo, necesitas comer más y más. Y como el chocolate es generalmente alto en calorías, si comes mucho, se te hará difícil perder peso.

Advertisement

Queso 3

Queso

Imagen vía Corbis

¿Sabías que el queso puede llegar a ser adictivo? Literalmente. El queso contiene una proteína láctea llamada caseína. Y cuando lo digieres, se descompone en componentes que contienen morfina. Sí, morfina, la droga que se les da a los pacientes hospitalizados que sufren de mucho dolor. Así que, si alguna vez has comido queso y se te ha hecho imposible parar, ya sabes por qué. El queso también contiene muchísimas calorías. Entonces, es algo a lo que definitivamente no te quieres volver "adicto."

Carne roja 4

Carne roja

La carne roja contiene muchísimas grasas saturadas. También contiene un estimulante llamado hipoxantina, la cual es responsable por esa sensación de satisfacción después de comer un buen bistec. Este estimulante es similar a la cafeína y una vez que ingresa a tu sistema, hace que te sientas como que "algo falta" si pasas mucho tiempo sin comer carne.