iStock

Estoy harta de que mis niños estén enfermos. Aunque vivimos en la Florida y los inviernos suelen ser benévolos, cuando hay cambios muy bruscos de temperatura, si no están con mocos y estornudos, mis hijos tienen el estomaguito en la miseria. Yo (déjame tocar madera) no he surido demasiado y estoy segura que es porque me puse la vacuna contra la influenza.

Advertisement

Más en MamásLatinas: Remedio natural infalible para eliminar los gérmenes de tu hogar

Pero aparte de la vacuna, hay otras formas de evitar de contagiarse del resfriado común, los virus estomacales, las infecciones de gargantas y otras enfermedades que se pegan con facilidad.

1. La mayoría de estos virus viajan en la saliva y en el aire. La parte del cuerpo donde se encuentran en mayor cantidad es en las manos por lo que hay que lavarse las manos a cada rato, con jabón antibacterial y por el tiempo que te lleve cantar dos veces la canción del cumpleaños feliz.

2. Usa lejía para limpiar las áreas donde esté la gente enferma. Algunos de estos virus son tan fuertes que sobreviven al cloro.

3. Si estás lidiando con algún virus estomacal, lava aparte la ropa de los enfermos. Usa guantes si puedes para agarrarla y enjuaga con cloro la lavadora después de lavarla. Evita, por todos los medios, tocarte la cara cuando estés lidiando con las cosas de los enfermos, hasta cuando estés lavando la loza.

4. Lleva en la cartera una botellita de antibacterial. Uno de esos geles a base de alcohol son útiles cuando no tienes agua y jabón a mano. Sin embargo, los expertos no recomiendan sustituirlo por una lavada de manos tradicional. Usar estos gels en exceso puede dejarte sin defensas y crear un problema peor.

5. Recuerda a tu familia que se cubran la boca con el brazo cuando estornudan, en vez de con las manos, como se hacía antes. Si estornudamos en la mano y no nos la lavamos de inmediato dejaremos el virus en todo lo que toquemos.

Topics: gripe  flu  trucos  virus